“Somos nuestras memorias”

Hay que diferenciar lo que es memoria de corto plazo de lo que es memoria de largo plazo. La memoria de corto plazo es la que se adquiere inmediatamente y puede durar unas horas, y tiene la posibilidad de ir transfiriéndose a otro sistema de memoria que va a perdurar toda la vida. Antes pensábamos que esa transferencia era obligada: una de corto plazo se transformaba siempre en memoria de largo plazo. Hoy sabemos que esas memorias pueden estar en paralelo, y no necesariamente procesarse de manera secuencial. La de corto plazo se guarda un tiempo, porque tiene una función de inmediatez.

Éstas son algunas de las (muy interesantes) explicaciones que dos especialistas argentinos en neurofarmacología de la memoria compartieron con el diario Página/12. Para leer la entrevista completa, por favor hagan clic aquí.