El FLENI enseña a ejercitar la memoria

La estimulación de la memoria, clave para mantenerla sana.

“La estimulación y el entrenamiento producen la rehabilitación de la memoria” se titula la charla abierta a la comunidad que la Fundación FLENI organizó para mañana miércoles 16 a las 18.30. Las licenciadas Liliana Sabe, María E. Martin y la doctora Julieta Russo hablarán sobre la importancia de la ejercitación mental en tanto estrategia preventiva contra las alteraciones cognitivas y del recuerdo.

La cita es en el auditorio que esta institución tiene en Montañeses 2325, barrio porteño de Belgrano. La entrada es gratuita pero requiere de inscripción previa porque los cupos son limitados.

Para anotarse basta con hacer clic aquí e ingresar los datos solicitados. Los lectores interesados en obtener más información deben llamar, de 9 a 15, al interno 2645 del 5777-3200 o escribir al correo electrónico charlas@fleni.org.ar.

———————————————————————————————
El FLENI ha sido mencionado en los siguientes posts de MA:
 Por una memoria sana. Consejos útiles
 Repaso terminológico a propósito de un simposio
 Reserva cognitiva, ¿parte del problema?
 Tecnología y difusión, doble golpe anti-Alzheimer
 “No colabora”

En nombre del imperativo preventivo, la tentación del pronóstico apresurado

- Yo le sugiero que consulte cuanto antes con un neurólogo. Es probable que la depresión de su madre sea el inicio de un proceso demencial.
– ¿Qué le hace pensar eso, doctora?
– Los temblores que le observo a veces y la edad.
– ¿Los temblores no pueden ser producto de las crisis de ansiedad que vienen asociadas a la depresión? ¿O un efecto colateral de la medicación psiquiátrica?
– …
– ¿Usted nota que mi madre presente alteraciones de la palabra, de la memoria, de la orientación?
– No.
– Mi madre se atiende con usted, con una psicóloga, con un clínico. ¿No convendría entonces que intentara salir a la calle para distraerse antes que para visitar a un cuarto médico?
– Insisto en la consulta neurológica. Ya se lo dije a su madre.
– ¿Usted sabe que mi madre asistió durante años a mi padre, enfermo de Alzheimer?
– No.
– ¿Usted imagina el efecto que las palabras ‘demencial’ y ‘neurólogo’ pueden provocarle a mi madre, justo en este contexto de depresión?
– Nadie está diciendo que ella vaya a tener Alzheimer.
– El ‘inicio de un proceso demencial’ no es un pronóstico muy alentador, aún cuando anuncie otro tipo de demencia.
– Llévela a un neurólogo para descartar que esta depresión sea la antesala de otra cosa.

Sigue leyendo

Charla en A.L.M.A sobre Derecho y Alzheimer

A.L.M.A invita a la conferencia “Derechos y acciones legales ante la enfermedad de Alzheimer y otras demencias” que la abogada especialista en temas de discapacidad Laura Subies brindará el martes 1º de julio. La cita es a las 19 en la sede porteña de la Asociación Lucha contra el Mal de Alzheimer y Alteraciones Semejantes de la República Argentina.

La dirección exacta es Lacarra 78, a la altura de la avenida Rivadavia al 8800. La entrada es libre y gratuita.

———————————————————————————————
A.L.M.A ha sido mencionada en los siguientes posts de MA:
 A.L.M.A invita a su primera charla informativa de 2014
 De los pies a la cabeza
 Mes Mundial del Alzheimer
 Mes del Alzheimer, con el foco puesto en el cuidado
 Mes Mundial del Alzheimer. Agenda porteña
 Alzheimer para periodistas
 Tecnología y difusión, doble golpe anti-Alzheimer
 Es tiempo de actuar
 Los rostros de la demencia

 

 

El silencio de los médicos

"Me sentía incómoda por el paciente, por cuán incómodo se habría sentido si hubiera podido verse en este estado".

“Me sentía incómoda por el paciente, por cuán incómodo se habría sentido si hubiera podido verse en este estado”.

‘El silencio de los médicos en torno al Alzheimer’ se titula la suerte de mea culpa que Danielle Ofri, profesora adjunta de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York y del Hospital Bellevue, publicó esta mañana en el blog Well del New York Times. Pocas veces los familiares de enfermos de olvido patológico habremos asistido a una exposición tan honesta, tan humana, tan alejada del pedestal desde donde suele sentenciar la mayoría de los galenos que cruzamos durante nuestro calvario.

A continuación, la traducción para los interesados.

‘Un destino peor que la muerte’ murmuró mi colega mientras examinábamos a un hombre mayor que había ingresado al hospital con una demencia severa. Por su historia clínica, supimos que el paciente fue un intelectual y escultor de fuste. Enseñó en escuelas de arte prestigiosas y su obra fue exhibida en los Estados Unidos y Europa.

Resultaba devastador verlo despersonalizado y sometido a injusticias físicas que no le desearíamos ni a nuestro peor enemigo. Nos avergonzaba ser testigos de las profundas indignidades impuestas a ese hombre. Me sentí incómoda por él, por cuán incómodo se habría sentido si hubiera podido verse así. Por otra parte, saberlo incapaz de reconocerse enfermo no me consoló demasiado.

Mi colega y yo abandonamos la habitación en silencio, perdidos en nuestra incomodidad y tratando de dismularla mientras pasábamos al próximo paciente. Los doctores no hablamos demasiado de demencia, y sin embargo tenemos muchos pacientes con esta enfermedad: cada año más.

Nunca hablamos de estos casos, al menos no tanto como cuando intercambiamos opiniones sobre algún paciente renal, oncológico, obeso, con enfisema pulmonar.

¿Por qué el silencio?
Sigue leyendo