El Alzheimer en su laberinto

Resulta interesante la campaña publicitaria que la Fundación del Instituto Leloir puso en marcha días atrás para pedirle colaboración económica a la ciudadanía porteña. La idea consiste en asociar la brucelosis, el cáncer, el dengue, el Parkinson y -he aquí nuestro interés- el mal de Alzheimer a juegos de ingenio que en general cuesta resolver. De esta manera se apela a la solidaridad de la gente para que done a favor de la investigación científica y, por lo tanto, de una posible y pronta cura.

Tal como puede verse en la foto de este afiche exhibido en la estación de trenes de Belgrano R, la enfermedad que nos ocupa aparece retratada como un laberinto. Sin dudas, los creativos a cargo del proyecto supieron entender y comunicar dos síntomas clave de esta patología: desorientación y pérdida irreversible.

Cabe entonces destacar la pertinencia de este trabajo, no sólo por su mensaje principal (es decir, por su intención de conseguir fondos) sino por un subtexto secundario que permite insitir en la importancia de “resolver” (de curar) una enfermedad como el Alzheimer.

Sin dudas, hay que celebrar la iniciativa del Instituto Leloir en una Argentina donde las campañas que mencionan a este mal brillan por su ausencia.

3 pensamientos en “El Alzheimer en su laberinto

  1. Hola mi padre sufre de esta enfermedad y esta muy bien explicada por los escalones,la verdad es un infierno esta enfermedad,tanto para el paciente como para el fliar. yo soy el hijo del paciente y verdaderamente me siento impotente ante esta enfermedad,la habia escuchado pero nunca me habia informado de la misma y es un calvario,ojala se descubriera una cura para este mal,muchas gracias

  2. Me parece muy interesante este blog, yo en realidad tengo una pregunta. Cuando un paciente es detectado en la primera fase de la enfermedad, por lo menos cuando tiene muchos momentos de lucidez, ¿es conveniente decirle lo que tiene? Es verdad que pronto podrá olvidarlo, pero al estar en una etapa aún poco avanzada, ¿qué se recomienda hacer? Muchas gracias.

  3. Hola Sandra,

    Me parece que no existen respuestas estándar para ese tipo de preguntas. Antes de decirle a alguien que tiene Alzheimer, habría que pensar cómo es esa persona, cómo suele enfrentar la realidad, en especial aquélla que le es desfavorable.

    Hay quienes preferimos saber la verdad por más dura que sea; otros entienden que enterarse de ciertas cosas no sirve de mucho, incluso puede resultar contraproducente.

    No importa cuán rápido el enfermo olvide lo que se le dijo. Sí importa que la comunicación de un diagnóstico pueda anonadarlo (y por lo tanto acelerar la recién iniciada involución) o concientizarlo respecto de cuánto puede hacer para resistir el avance de la enfermedad.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s