Sobre The Alzheimer’s project

Tres meses después de haberse lanzado en los Estados Unidos, The Alzheimer’s project llega a la televisión argentina vía HBO (los capítulos estreno del documental norteamericano se emiten los martes de agosto a las 22). Desde que la presentación local fue anunciada a mediados de julio, me propuse acudir a la cita catódica de manera ascéptica, es decir, reprimiendo los resabios de la experiencia personal.

Porque los seres humanos no siempre dominamos las marcas del pasado, la promesa inicial se deshizo enseguida. Sencillamente no resisto la propuesta, y por lo tanto tampoco me siento en condiciones de redactar una reseña acorde.

Sin embargo, sí me permito transcribir las siguientes reflexiones suscitadas a raíz de este breve contacto con una TV cuyo oportunismo se disfraza de compromiso social.

HBO busca concientizar sobre el mal de Alzheimer

1) Es cierto que la difusión de información estadística, médica, científica corre serios riesgos de aburrir al público. También es cierto que el ejercicio de concientización suele ser más efectivo cuando retoma elementos del cuento o la fábula convencionales que cuando se basa en datos “duros” y “fríos”. Dicho esto ¿cuál es el límite entre implementar una estrategia comunicacional (en este caso, basadas en hechos reales, en testimonios en primera persona, en imágenes del aquí y ahora, en fotos del ayer) y coquetear con la privacidad propia y ajena para, de vez en cuando, golpear bien abajo?

2) Se sabe: lo que le ocurre a un famoso es más importante (¿más grave?) que lo que nos ocurre a los simple mortales. Desde esta lógica, el relato en primera persona de María Shriver debería cautivar, conmover, sacudir más.
Sin embargo, molesta que la esposa de Arnold Schwarzenegger alterne su rol de productora/conductora -o “host”, como suelen decir la TV norteamericana- con la función testimonial, justamente porque este protagonismo supone una espectacularización del tema que termina causando rechazo (cabe destacar que la mujer aparece “producida” como para conducir un reality show, no un programa de concientización sobre Alzheimer).

3) Ante experiencias como éstas, podemos considerar por milésima vez que la televisión es un arma de doble filo. Por un lado, sería necio negar o minimizar su gran poder de convocatoria, su efectividad como instrumento de difusión e información. Por otro lado, no debemos ignorar los efectos adversos de una herramienta tendiente a la simplificación, la tergiversación, la manipulación.

Presupuesto generoso, respaldo institucional, testimonios de primera fuente, preguntas pertinentes, respuestas honestas… En principio, The Alzheimer’s project parece tenerlo todo para convertirse en el primero y gran documental sobre una enfermedad que la mayoría desconoce y que causa cada vez más estragos en el mundo entero.

Sin embargo, algo falla en la producción de HBO. Quizás sean los gajes de ese típico oportunismo televisivo que suele disfrazarse de compromiso social.

Un pensamiento en “Sobre The Alzheimer’s project

  1. Pingback: Sobre The Alzheimer’s project « Espectadores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s