Actividades adaptadas… y terapéuticas

Entre las actividades adaptadas, las creativas permiten trabajar con la destreza y la motricidad.En su sitio oficial, France Alzheimer ofrece información útil para quienes conviven con y/o cuidan a alguna víctima de demencia senil. Entre las páginas disponibles, figura ésta sobre una serie de “actividades adaptadas”, ideadas en función de los intereses del paciente y de las dificultades cognitivas que presente a la hora de concentrarse y recordar. A continuación, un resumen de los puntos sobresalientes.

El placer ante todo
Compartir actividades con un enfermo de Alzheimer no equivale a ocuparlo por ocuparlo, ni a reeducarlo. Se trata más bien de dedicarle un tiempo prudencial a la intención de generarle un momento placentero.

No puede hacerse demasiado sin su adhesión y participación. Por eso las actividades elegidas deben retomar gustos y preferencias personales, así como evitar fracasos y dificultades. Por otra parte, es igualmente importante que el acompañante también disfrute de la iniciativa y entonces pueda “contagiarle” motivación al enfermo.

La evolución de la patología hace que las actividades dejen de ser realizables en el tiempo. Por eso las propuestas deben simplificarse a medida que las discapacidades aumentan.

Actividades cotidianas
Encomendar tareas sencillas sirve para que el enfermo siga participando de la vida cotidiana. Alentemos y valoremos cada acción, haciendo que la persona se sienta útil.

Por ejemplo, podemos pedirle que ordene los cubiertos lavados o que doble la ropa planchada. Estas ocupaciones cumplen su cometido siempre y cuando las simplifiquemos.

Vida social y salidas al aire libre
El enfermo de Alzheimer sabe apreciar los momentos tranquilos y ritualizados de la vida social como el café después de la comida, el té antes de acostarse, la visita regular de un ser querido, las salidas en grupo o en familia, incluso el ejercicio físico al aire libre.

Un paseo provoca estímulos agradables. Aprovechémoslo para invitar a oler y a tocar las flores, el pasto, las hojas que recogemos en una plaza o parque.

Actividades de la memoria
Así como les cuesta recordar hechos recientes, los enfermos de Alzheimer conservan durante más tiempo los viejos recuerdos que les son gratos. Cuando logran evocarlos en un contexto tranquilo, recuperan su identidad en cierta medida.

Para eso podemos leer un diario o un libro y comentar los textos relacionados con los temas que le interesan al paciente. También podemos recurrir a los álbumes de fotos o a objetos con algún valor sentimental para apelar a ese pasado todavía presente.

En general, las poesías, las canciones, los cuentos, los proverbios aprendidos durante la niñez y la adolescencia también permanecen accesibles a la memoria durante un buen tiempo. Basta con citar un verso, una estrofa, una frase para despertar el recuerdo.

Otra propuesta consiste en retomar los juegos que solían entretener a la persona (scrabble, lotería, damas, cartas), e invitarla a jugar con las reglas simplificadas.

Actividades creativas
El interés de estas actividades consiste en estimular las capacidades de motricidad, destreza y creatividad, y en trabajar la percepción de sensaciones táctiles y olfativas ligadas al uso de materiales (madera, tela, lana, etc).

A través de distintos soportes, se trata de acompañar al enfermo en la confección de objetos que sirvan para decorar la casa (adornos para la mesa o para el arbolito de Navidad) o para regalar. No hay que empecinarse en hacer algo “útil” o “lindo” a cualquier precio; una vez más lo fundamental es que el ejercicio resulte placentero.

La importancia del descanso
La realización de todas estas tareas demanda mucha energía y disponibilidad por parte del cuidador. Por lo tanto, no podrá hacerse todos los días.

La cantidad de horas/minutos acordados a las actividades difiere según los intereses y necesidades del enfermo, y la etapa de la enfermedad que esté atravesando. El tiempo de descanso es igualmente necesario: aceptemos entonces los momentos donde no se hace nada, y donde la ternura y a veces el silencio constituyen otra forma de (re)encuentro.

8 pensamientos en “Actividades adaptadas… y terapéuticas

  1. hola!!! quisiera algun consejo para un paciente que ademas de alzhaimer tiene hipoacusia y glaucoma. Gracias.

  2. hola necesito ayuda o algun consejo. cuido a una señora de 84 años con alzheimer ademas de dos infartos y perdida de vista,esto ultimo es lo que mas me apura pues no se como entretenerla ya , pues los albunes de fotos los tenemos molidos,las historias del pasado y los familiares tambien,lo que mas la gusta es hacer ganchillo pero al no tener vision pues no quiere ni oir hablar de ello. En estos momentos estoy buscando manualidades con papel y cosas asi es el recurso que me queda pues a pasear ni manera espero me lo acepte por que si nó ni se que hacer. gracias a todos y un saludo.

  3. Cantar canciones que le gusta y bailar y asi le haces recordar las letras de las canciones y bailando hace algo de ejercicio

  4. Buenas tardes, mi padre tiene 82 años y se le detecto el Alzheimer desde noviembre del 2007, quiero saber en que etapa de la enfermedad se encuentra y cuáles son las medidas que debemos tomar en el tiempo transcurrido. Por otro lado, le dio la gota en la rodilla y un derrame del cual se ha recuperado de ambos males, pero le a quedamos pequeñas secuelas como el no poder caminar muy bien o inclinarse a un lado sin darse cuenta.
    Agradezco su gentil respuesta de antemano.
    Gracias nuevamente.

  5. Buenas tardes, Alejandro

    Éste es un blog personal donde cuento la experiencia con mi padre enfermo y comparto información desde mi lugar de lega en la materia. No soy médica ni investigadora científica; por lo tanto no puedo darte la respuesta que buscás, menos a la distancia, sin conocer a tu padre.

    El mejor consejo que se me ocurre darte es trasladar tus inquietudes al médico de cabecera o especialista de tu papá. Mucha suerte.

  6. Soy hija de una persona en concreto mi madre, tiene alceimer ya muy avanzado y no se como hacer para que no llore tiene su muňeca y la cuida mucho pero tiene muchos días que no para de llorar estoy desesperada, que puedo hacer?

  7. Hola Paqui,
    Quien mejor puede responder a tu pregunta es el médico de cabecera o especialista que atiende a tu mamá. Por favor consúltalo: él sabrá qué hacer para calmar su llanto.
    Fuerza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s