Cinco años

Cinco años atrás, la blogósfera argentina apenas comenzaba a crecer y las noticias sobre el mal de Alzheimer (MA) se colaban tímida y esporádicamente en la cobertura médica/científica de la prensa nacional. En ese entonces costaba encontrar información online que no proviniera de sitios web extranjeros, que no replicara esos contenidos, que no pasara por alto las inquietudes y angustias de personas legas en la materia pero afectadas por la enfermedad.

En esas circunstancias, nació la idea de montar una bitácora cuyos textos originales (y no meros refritos) dieran cuenta del sufrimiento que provoca el Alzheimer tanto en quien lo padece como en quien convive con el paciente y/o lo acompaña. La experiencia de un familiar (concretamente, de la hija de un enfermo) se convirtió entonces en motor principal de una aproximación que -según la ocasión- enriqueció, cuestionó, relativizó, desmintió “la realidad” que los medios de comunicación suelen construir con datos científicos, testimonios médicos y una buena dosis de morbo.

MaldeAlzheimer nació el 10 de marzo de 2005.

Entre la publicación de los primeros 1, 2, 3, 4, 5 posts y la reciente mudanza a un dominio nuevo, la blogósfera vernácula creció considerablemente y el Alzheimer ganó protagonismo en la prensa escrita, en Internet e incluso en TV (hace cinco años, nadie hubiera imaginado una producción a cargo de HBO). En contra de lo esperado/deseado, el surgimiento de otros blogs sobre MA y la mayor exposición mediática incentivaron la práctica del refrito y la mera reproducción de artículos de dudoso origen que confunden y/o provocan falsas expectativas.

En estas circunstancias, MaldeAlzheimer cumple -justo hoy- su quinto cumpleaños. De ahí la decisión de celebrar no sólo la fecha sino una misma intención vigente desde 2005: publicar contenido original (que en lo posible libere de angustias e inquietudes a quienes enfrentan la enfermedad) sin caer en el círculo vicioso que consiste en replicar textos archi-difundidos, en su mayoría escritos sin rigor, claridad, prudencia. En definitiva, sin responsabilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s