El Alzheimer y el Estado francés

El mal de Alzheimer y las enfermedades emparentadas progresan inexorablemente con la edad: afectan a una de cada cuatro mujeres y a uno de cada cinco varones mayores de 85 años*. Frente a este triple desafío científico, médico y social, el Presidente de la República lanzó el Plan Alzheimer 2008-2012, dotado de medios específicos.

Enfocado en la persona enferma y en su familia, este programa se propone realizar un esfuerzo de investigación sin precedentes, favorecer el diagnóstico precoz y mejorar la contención de enfermos y cuidadores.

Ésta es la presentación online de la iniciativa que el actual gobierno francés anunció el 1° de febrero de 2008, y cuyo sitio web sigue actualizándose dos años y medio después. Probablemente porque la Argentina está lejos de implementar algo similar, sus habitantes rara vez concebimos el tratamiento del Alzheimer como una responsabilidad del Estado Nacional.

En Francia, el Plan Alzheimer 2008-2012 propone la ejecución de “44 medidas” que apuntan a tres grandes conquistas: mejorar la calidad de vida de los enfermos y sus cuidadores; saber para actuar; estimular el compromiso social. Entre los objetivos más detallados, figuran los siguientes imperativos:

1) Aumentar la contención a los cuidadores.
2) Reforzar la coordinación entre todos los intervinientes.
3) Permitir que las personas enfermas y su entorno elijan la atención a domicilio.
4) Optimizar la oferta de cuidados.
5) Mejorar la atención de los establecimientos especializados por una mejor calidad de vida de los enfermos internados.
6) Valorar las competencias y desarrollar la formación de los profesionales a cargo.
7) Realizar un esfuerzo sin precedentes en materia de investigación.
8) Organizar un seguimiento epidemiológico.
9) Informar y sensibilizar a la opinión pública.
10) Promover la reflexión y la gestión ética.
11) Convertir al mal de Alzheimer en prioridad europea.

Publicada en febrero de 2010, esta gacetilla de prensa presenta los datos principales del balance realizado tras cumplirse el segundo aniversario del Plan Alzheimer 2008-2012. El documento destaca especialmente el descubrimiento en 2009 de dos genes asociados a la enfermedad, la puesta en marcha de 61 proyectos de investigación, la contratación de 54 investigadores en el transcurso de dos años, la formación de cuidadores profesionales, la creación -también en 2009- de cuarenta equipos de enfermería especializados en atención domiciliaria.

La página dedicada a los detalles de inversión del programa señala una inversión total, en cinco años, de 1600 millones de euros. Es muy poco probable que nuestro Gobierno pueda destinar el equivalente (casi 8000 millones de pesos) en un proyecto similar pero, aún ante la constatación de nuestras condiciones desfavorables, cabe preguntarnos si en Argentina existe voluntad política para considerar al Alzheimer como una cuestión (prioritaria) de Estado.

——————————————————–
* Según este mismo sitio oficial, en Francia 800.000 ciudadanos sufren de Alzheimer.

Un pensamiento en “El Alzheimer y el Estado francés

  1. Los precios elevados de las materias primas a comienzos del Tercer Milenio y los prestamos a bajos intereses de la deuda externa, ha transformó a estos recursos financieros, con un elevado factor tóxico para las economías de la región, lo cual se ha transformado a modo de una epidemia que contamina las economías de la región al Sur del Río Bravo, creando un holograma cognitivo pororizado de un falso progreso y prosperidad. Donde el capital golondrina inició un rápido vuelo de regreso a los países de la UE-28 y los EE.UU., para de está forma controlar las consecuencias de la crisis financiera y económica del 2008 de ambas regiones.
    Mientras la UE-28 se fiancia a costo “0” la región al Sur del Río Bravo se fiancia a través de elevados intereses de su deuda externa.
    De esta manera la región con más desigualdades del mundo (América latina) está subsidiando a traves de su deuda externa y la pobreza de la región, a las economías desarrolladas que nos empobrecen a través de la corrupción y la inflación.
    La corrupción se hace visible a través de las deficiencias y el acceso a los servicios públicos básicos, lo cual tiene su correlato con la caída del PBI y el aumento de la inflación a lo largo de la región, lo cual tiene un efecto negativo en el poder adquisitivo de su población y el empleo.
    Todos los países de América Latina tendrán un crecimiento asimétrico con relación al 2015, pero lo que está garantizado en esta región no solo tiene que ver con el crecimiento del PBI, sino con la pobreza, donde los pobrez que se vuelven indigientes y la mal llamada clase media que es y será cada vez más pobre. En este escenario el crecimiento de las enfermedades mentales está garantizado, la violencia doméstica y social, no es simplemente un emergente de la realidad económica y financiera, sino un subproducto del cambio de época, la nueva globalización, la innovación tecnológica y la mala calidad del sistema educativo de la región.
    Otro aspecto que debo mencionar es el rol de las familias en la región, la cual está sufriendo un estrés postraumático social con secuencia directa de la nueva economía y la innovación tecnológica, la robotización tanto de la industria y el comercio, lo cual destruye miles de millones de puestos de trabajo en el sector menos calificado de la población. Así la mala calidad educativa, el factor económico de las familias, genera una fuerte tensión dinámica, entre empleo y empleabilidad, cuyo resultado es el desempleo de larga duración en particular en el segmento más joven y de mediana edad de la población. Esto a debe “disparar” un alerta temprano sobre los sistemas de jubilación a escala local y regional, ya que los países de la región están en un proceso de transición demográfica y de envejecimiento avanzado, lo cual genera elevados índices de dependencia como consecuencia directa del cambio epidemiologico, cuyo resultado es el éxito del fracaso de la medicina moderna: las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) En particular la demencia tipo Alzheimer. El número de nuevos casos de esta enfermedad es 9,9 millones por año, lo cual representa un nuevo caso cada tres segundo en el mundo. De los 46,8 millones en el 2015, estos guarismos treparan a 74,7 millones en el 2030, pasando a 131,5 millones en el 2050 (OMS). Lo que representa un crecimiento del 68 % hasta el 2050. Está enfermedad íntimamente ligada a la edad y a múltiples factores de riesgo modificables, se sumará a la indigencia y la pobreza con empleo, a lo largo del Sur del Río Bravo, haciendo más difícil la vida de las familias y de los Estados, que deberán conciliar sus prioridades entre educar y alimentar a sus familias, que responder a la creciente demanda de cuidados en general y en particular de las enfermedades complejas, como la demencia tipo Alzheimer.
    Debemos saber que los gastos directos e indirectos de esta enfermedad está alrededor de 818 billones de dólares americanos (2015), pasando a un trillón de dólares americanos en el 2018, para dar un salto que trepa hasta los 2 trillones de dólares americanos en el 2030 a escala gglobal
    La pregunta que nos debemos hacer como profesionales del sector es la siguiente: ¿Es lo mismo padecer está enfermedad en la UE-28 que al Sur del Río Bravo? Estamos viviendo un profundo cambio estructural social, producto de la caída del petróleo, commodity de la región, la nueva globalización, la innovación tecnológica, la movilidad de los capitales sin frontera y la elusión fiscal De las grandes corporaciones transnacionales.
    El crecimiento de la demencia tipo Alzheimer en América latina es una realidad invisible, el problema es que no sabemos cuantos enfermos existen realmente, dónde están más en las zonas rurales o urbanas. Los planes nacionales contra la demencia tipo Alzheimer que existen en la región en particular en Perú, solo existen en el papel, no dispone de los RR.HH. altamente calificados tanto para la prevención, como el diagnóstico precoz de esta enfermedad. Además no tiene recursos económicos propios para diseñar y desarrollar programas que nos permitan responder a las preguntas previas que le he realizado.
    Así, las familias nuevamente se deberán hacer cargo del cuidado de estos enfernos, los gastos (directos e indirectos) y sin apoyo sociosanitario. Como investigador social, especialista universitario en geriatría, MASTER universitario en gerontología clínica y social, experto en demencia y MASTER en cuidados especializados de enfermos y familiares de enfermos con demencia tipo Alzheimer, debo “alertar” de esta dramática situación tanto de estos enfermos y de sus familias cuidadoras, para quele primer sector, el segundo sector y el tercer sector, diseñen y desarrollen programas socio-sanitarios que den respuesta no a las necesidades, sino a las personas con necesidades, que permitan una gestión, logística y administración, tanto de la problemática sanitario como social, independiente del lugar donde se encuentren estos enfermos (urbano o rural), la clase social y económica de las familias, donde como médico gerontologo clínico y social estoy desarrollando un programa de geronto-neuro-educación con y para todas las edades.
    Este progrma es un sistema modular de intervención personalizada, que no solo permite la prevención y el diagnóstico precoz, sino ser parte de un nuevo sistema educativo (la neutro-educación) a través del cual se imparten diversos temas en función de la edad, nivel educativo, familiar y étnico.
    Para que todos a través de las nuevas tecnologías tengan acceso universal y gratuito a este progrma.
    Nosotros los cuidadores tanto profesionales, familiares, informales y cuidador principal, formaremos una alianza estratégica que permita que este programa sea una realidad y que sirva de apoyo, información, asesoramiento, entrenamiento y formación-actualización, para todos los actores sociales (público o privado), de tal forma que la vejez y el envejecimiento no sea una “carga” ni para el Estado ni para la familia o la sociedad. Además este programa será un espacio tanto para compartir experiencias, como fuente natural de empleabilidad para una sociedad abida de empleo y en busca de soluciones a las desigualdades de una sociedad en transformación hacia la innovación social con y para todas las edades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s