El síndrome House

Desde 2004, Dr. House cosecha televidentes, nominaciones, premios, raiting; incluso este libro le debe su existencia. La serie de Fox lanzó al estrellato a un médico (Gregory House) capaz de resolver los casos más complejos, confusos, inusuales, extravagantes. Su conducta arrogante, egocéntrica, cínica, insensible, al borde de la falta de ética, cautiva tanto como los enigmas pergeñados por los guionistas. Curiosamente, tal atracción no se repite en la vida real.

En general, los espectadores argentinos que disfrutamos de las respuestas/reacciones del House catódico tememos/detestamos las malas imitaciones que pululan en consultorios, hospitales, clínicas, geriátricos vernáculos. Sin el talento del galeno que imaginó David Shore, estos mediquillos atienden a sus pacientes con la displicencia -pero sin la experiencia, los conocimientos ni la inteligencia- de su homólogo televisivo.

Como al Dr. Gregory, el enfermo tampoco les importa a estos profesionales de la salud. A lo sumo, los síntomas, la patología y el (los) órgano(s) afectado(s) son objeto exclusivo de curiosidad y tratamiento.

La indiferencia declarada, el cinismo a flor de labios, la deliberada falta de contención emocional adquieren proporciones notables cuando el paciente sufre de Alzheimer. Situaciones como las aludidas aquíaquíaquí ilustran el maltrato infligido al enfermo y a los seres queridos que lo acompañan.

El síndrome House afecta el ejercicio profesional de muchos médicos formados en nuestras universidades. En la tele, lo consideramos atractivo, incluso entretenido. Deberíamos combatirlo/curarlo en la vida real.

Un pensamiento en “El síndrome House

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s