Censo 2010. Una excusa para el reclamo

Cuando cubrió el lanzamiento del Programa Provincial contra la Enfermedad de Alzheimer y otros Trastornos Cognitivos (PEATC) en septiembre pasado, El Día de La Plata advirtió sobre los 127.000 bonaerenses enfermos de Alzheimer que calcula el INDEC. Semanas más tarde, La Nación informó sobre el desarrollo local de un nuevo test de diagnóstico precoz, y de paso mencionó los 400 mil pacientes en todo el país (estimación que ya había aparecido en Clarín cuatro años atrás).

A la hora de abordar la problemática del Alzheimer, tanto nuestros medios de comunicación como los informes publicados por organismos extranjeros reflejan la escasez de estadísticas oficiales en nuestro país. Los números difundidos están desactualizados y/o son aproximaciones. 

Ésta no es la primera vez que desde el presente blog subrayamos la necesidad de cifras oficiales. El recuento de enfermos de Alzheimer y el relevamiento de sus condiciones socio-económicas y sanitarias nos parecen imprescindibles para la elaboración de diagnósticos y pronósticos precisos, y para la articulación de políticas públicas que superen iniciativas aisladas como el mencionado PEATC.

Mañana miércoles 27, los argentinos nos censamos por décima vez. Desde nuestro punto de vista, el recuento poblacional y nacional se transforma en contexto ideal para volver a reclamar cifras oficiales sobre los compatriotas con Alzheimer.

2 pensamientos en “Censo 2010. Una excusa para el reclamo

  1. Atendí al censista en la mesa del comedor. Estabamos mamá y yo. Hizo las preguntas del censo. Relativas a Salud ninguna. Eso sí, preguntó si mamá con sus 79 años manejaba la computadora.
    Lucho diariamente para que mamá con su alzheimer se levante todos los días y camine tres o cuatro cuadras.Trato de que su enfermedad no pase al tercer escalón.
    Desconozco si en las distintas instituciones el cuestionario fue distinto e incluyó alguna pregunta relativa a salud.
    El contexto puede haber sido el ideal pero se perdió la oportunidad.

  2. Gracias por tu comentario, Diana.

    No creo que los censistas hayan utilizado formularios específicos en geriátricos e instituciones ligadas a la salud. Con suerte, habrán censado con el cuestionario ampliado que sí apunta a relevar datos en materia de salud y seguridad social (fijate en este documento que publicó el INDEC).

    Dicho esto, es una lástima que el cuestionario básico no haya incluido estos temas y que el caso de tu madre, por citar un ejemplo, pase desapercibido.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s