La esperanza de otra vacuna

Distintos medios hispanófonos anunciaron ayer que en febrero próximo comenzarán los ensayos con una vacuna española contra el Alzheimer. Según el cable de la agencia EFE que refritaron diarios como el ABC de Madrid, durante año y medio se les aplicará la debida inyección a 48 pacientes radicados en Austria con el fin de probar que la solución 1) no es tóxica ni tiene efectos secundarios; 2) con el tiempo puede detener la principal lesión cerebral vinculada a la enfermedad y causada por la producción de placas amiloides.

Las apuestas a una vacuna capaz de combatir el Alzheimer datan de tiempo atrás. Ya en 2005 otro reconocido diario español renovó el optimismo en torno a la nueva versión de una solución que había sido suspendida por sus efectos secundarios; en 2006 la versión en castellano de BBC Mundo le dedicó un artículo a una “vacuna prometedora” y en 2008 distintos medios (por ejemplo éste) difundieron un cable de la agencia Associated Press (AP) que desterraba toda esperanza.

Ojalá el anuncio de ayer martes marque un cambio de rumbo promisorio en términos no sólo científicos sino periodísticos. De ser así, podremos empezar a despedirnos de los artículos meramente promocionales (por ejemplo de tal o cual laboratorio) y, mejor aún, de las falsas expectativas.

7 pensamientos en “La esperanza de otra vacuna

  1. Ojalá se descubra pronto algo que desanudar esos ovillos del cerebro o al menos s alguna medicación que impida que se sigan anudando.

    La esperanza es el sueño del hombre despierto (Aristóteles)

    Diana

  2. Me pregunto hasta qué estadío de la enfermedad llegará a hacer efecto esa medicación y en qué medida: ¿reversión total? ¿detención en el momento en que esté?
    ¿Cuánto tiempo faltará para que nuestros pacientes la puedan probar?
    Lucrecia

  3. Lo leí hoy y quiero compartir esta noticia.

    Registran vacuna contra Alzheimer
    El director del proyecto aclaró que la vacuna tiene “un carácter preventivo y terapéutico”

    Recomiendo esta nota a otros lectores (4)
    Científicos españoles registraron hoy en la oficina de patentes de Estados Unidos una vacuna contra la enfermedad de Alzheimer, que está en la etapa de desarrollo clínico y podría ser usada en ocho años.

    La vacuna que pertenece al centro de investigación biomédica EuroEspes, con sede en La Coruña fue presentada a cinco días de conmemorarse el Día Mundial de la Enfermedad de Alzheimer.

    Ramón Cacabelos, director del centro de investigación, destacó de acuerdo a lo indicado por la agencia Europa Press, que el nuevo modelo de vacuna tiene “un carácter preventivo y terapéutico”.

    Además, añadió que debido a que se administra “encapsulada en liposomas” contribuye a la regeneración neuronal y estimó que podría ser empleadas en humanos “en seis u ocho años”.

    La vacuna contra el Alzheimer se experimentó hasta el momento en animales transgénicos portadores de las principales mutaciones genéticas, responsables de la enfermedad en seres humanos.

    La enfermedad de Alzheimer es la causa más frecuente de demencia y se trata de una condición progresiva degenerativa de las neuronas, que afecta al cerebro y causa trastornos de memoria, pensamiento y conducta.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que el alzheimer afecta a una de cada diez personas mayor de 65 años y si bien sus causas son desconocidas, la edad es el principal factor de riesgo de desarrollo, aunque hay otros vinculados con malos estilos de vida como el tabaquismo y el alcohol que ayudan a desarrollarla.

    La vacuna que desarrolla EuroEspes se caracteriza por la introducción de un nuevo inmunógeno-adyuvante diseñado para generar anticuerpos contra las placas neuronales, donde se acumula la proteína que daña el cerebro de los pacientes con Alzheimer.

    Cacabelos explicó que la vacuna “es capaz de eliminar esos factores que representan la muerte de áreas neuronales” y estaría recomendada “para personas genéticamente predispuestas” a padecer la enfermedad “en años críticos de su vida”.

    Indicó que “además presenta una capacidad de regeneración neuronal y la vacuna no provoca reacciones meningoencefalíticas, ni hemorragias intracerebrales” como otras en investigación.

    En cuanto a la comercialización, Cacabelos insistió en que “entra recién en la fase de desarrollo clínico que posiblemente sea en el extranjero” y consideró que “en condiciones normales puede tardarse de ocho a 16 años”.

    No obstante, supuso que “este no será el caso” y que “entre seis u ocho años es posible que se utilice clínicamente”.

    Señaló que “por cada año que se logre retrasar la enfermedad” su prevalencia se reduciría “en más de un 30 por ciento”.

    En otro orden, en Argentina en el marco de la Semana de la Toma de Conciencia sobre la Enfermedad de Alzheimer 2011, el Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro y la Fundacion INECO, organizaron una serie de actividades, entre ellas, una caminata para mañana por el Alzheimer denominada íAntes de que me olvide!.

    La caminata de dos kilómetros se hará de 11 a 13 en el Rosedal de Palermo y contará con la particularidad, de que también participarán afiliados al Pami.

    Facundo Manes, neurólogo director médico de INECO, señaló que con esa iniciativa “se trata de educar sobre el Alzheimer y manifestar la necesidad de contar con una ley nacional sobre la misma”.

    Manes explicó que “es una enfermedad que se relaciona con el envejecimiento, pero también hay otros factores en los que se puede trabajar a través de la prevención”.

    Indicó que “si cuidamos la diabetes, el colesterol y llevamos una vida sana ayudamos a que se pueda retrasar el Alzheimer”.

  4. O sea que, si no entiendo mal, habría que esperar de 6 a 8 años para que se aplique, si da resultado, a nivel clínico, en todos los países.
    No quiero ser molesta, pero me interesa especialmente el tema.
    Lucrecia

  5. Como hija de una persona con Alzheimer a mi también me interesa el tema porque aunque no esté demostrado que así sea, pienso en la carga genética que puedo tener.
    Al menos hay científicos que se ocupan y el registro de una patente es otro paso.

    Por eso repito la frase de Aristóteles, “la esperanza es el sueño del hombre despierto”

  6. A mí me explicaron que en el caso concreto al que yo me refiero, el mal se trasladó a los lóbulos frontales y, aunque en grado leve, la degeneración frontal ya se mostró y que si hubiera ido hacia otro lado del cerebro, las conductas serían diferentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s