Seis años

El próximo 10 de marzo, MaldeAlzheimer cumple seis años, edad en que la mayoría de los seres humanos aprendemos a leer. “El fin de la inocencia” me digo cada vez que pienso en la conquista de cierta independencia, en la adquisición de una herramienta que, bien usada, permite tomar con pinzas lo que nos cuentan o explican para descubrirlo, corroborarlo, relativizarlo, ampliarlo por iniciativa propia.

Además de tratar sobre el sufrimiento de nuestros seres queridos, este blog pretende reivindicar el poder de una lectura lúcida frente a la parva de contenidos difundidos en los medios tradicionales e Internet. Si bien la proliferación de anuncios (de avances científicos, de acciones gubernamentales, de emprendimientos privados) ayuda a captar la atención de la opinión pública (ésta es una enfermedad con menos prensa que el sida o el cáncer), también es cierto que son escasas las noticias, crónicas, entrevistas realmente consistentes, informativas, concientizadoras.

Por momentos, la delgada línea entre divulgación y publicidad se diluye en un periodismo tendiente a convertirse en vocero de laboratorios, centros de investigación y Ministerios de Salud. Por lo pronto, gran parte de las notas sobre nuevas drogas, hipótesis científicas o medidas oficiales está más cerca de la mera promoción que de una realidad palpable, al menos de aquélla transitada por quienes padecemos el Alzheimer de algún ser querido.

Esta reivindicación de una lectura juiciosa también implica la necesidad de cierto distanciamiento con respecto a Internet. En contra de lo que suele decirse, la Web no lo tiene todo sobre todo y, aún si esto fuera cierto, resulta imprescindible saber reconocer los contenidos elaborados con responsabilidad. Por otra parte la Red de Redes no puede, bajo ningún concepto, suplir la comunicación con nuestros médicos.

Cuando se instala entre nosotros, el mal de Alzheimer abusa de nuestra ignorancia e inexperiencia. Quienes conformamos el entorno del paciente tardamos en entender, aceptar, aprender. Nos lleva tiempo encontrar las herramientas necesarias para distinguir entre información útil y charlatanería.

A punto de cumplir seis años, MaldeAlzheimer celebra el fin de la inocencia y el ejercicio de una lectura lúcida. Sin dudas, así también se combate la enfermedad.

3 pensamientos en “Seis años

  1. Felicitaciones por los seis años y gracias por permitirnos a las mentes inquietas a aprender a aprehender todo lo que a cada uno de nosotros pueda servirnos para transitar con toda la información posible este camino.

    Dijo Borges “Todo lo que tiene en cuenta un destino y nos los hace ver es poético”

    Tus letras muchas veces son poesias para mis oidos.

  2. Diana, gracias por tus lindas palabras. Para mí es muy gratificante saber que este espacio sirve o al menos acompaña. De hecho, es el mejor regalo de cumpleaños.
    Un abrazo grande y también gracias a vos por estar del otro lado.

  3. Pingback: Seis años, seis « Espectadores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s