¿Un Ministerio de la Tercera Edad para la Ciudad de Buenos Aires?

Entre los folletos distribuidos en el marco de las campañas proselitistas por las elecciones porteñas del domingo próximo, el del Frente para la Victoria (FpV) propone la creación de un Ministerio de la Tercera Edad. Es más, en la versión digital del cuadernillo que subió a su sitio web, el candidato Daniel Filmus sostiene: “es fundamental la generación de políticas activas (…) que permitan la integración, cuidado y protección de los adultos mayores en nuestra ciudad, un sector poblacional creciente y que demanda una atención prioritaria”.

Aunque cuesta encontrar información detallada sobre dicha iniciativa, algunos no podemos dejar de ilusionarnos con la promesa de “una coordinación interministerial” que “priorice el beneficio de los adultos mayores”. El entusiasmo incipiente aumenta cuando en el mismo documento nos topamos con el objetivo de recuperar el sistema de salud mental dentro de un programa más ambicioso que consiste en “garantizar el acceso a una salud pública de calidad”.

Los folletos del PRO (éste y éste por ejemplo) y de Proyecto Sur (aquí analizado), partidos que también compiten por administrar la Ciudad de Buenos Aires, no mencionan a nuestros viejos. A lo sumo, prenseros y publicistas de Mauricio Macri se refieren a la Tarjeta Mayor y el botón antipánico como las grandes adquisiciones pensadas para los porteños de la tercera edad.

Los de Fernando Pino Solanas incluyen en estas propuestas programáticas la “reparación de los derechos de los más débiles”, y más específicamente la “reformulación del tratamiento de las enfermedades mentales y las instituciones psiquiátricas”. Nada especifican sobre las personas mayores, ni por ejemplo sobre los geriátricos (que, bien sabemos, deberían ser una cuestión de Estado).

Quienes descreen de los políticos en general y de los candidatos del FpV en particular pensarán que la constitución de un Ministerio de la Tercera Edad es sólo un anzuelo para pescar electores. A riesgo de que esto sea cierto, no perdemos nada con apostar a una iniciativa que -de llevarse a cabo realmente- seguro convertirá al Alzheimer en problemática urgente en términos de gestión (y salud) pública(s).

3 pensamientos en “¿Un Ministerio de la Tercera Edad para la Ciudad de Buenos Aires?

  1. Perdón Maria, es tu blog, pero como participante y aunque mi opinión no te sea grata, me gustaría decir…. soltanto parole, parole, parole…

  2. A lo mejor tengas razón, Diana… Sólo podremos saberlo si los dueños de la propuesta ganan las elecciones y no cumplen (o cumplen a medias) con la creación del Ministerio de la Tercera Edad. Mientras tanto, me parece interesante señalar la escasa atención que los partidos le conceden a la población mayor.

    Soy una convencida de que el Alzheimer debe ser una prioridad en términos de gestión y salud públicas. Por eso creo que como ciudadanos debemos prestarles atención a las iniciativas que puedan aportar algo en este sentido.

  3. Pingback: Radiografía discursiva del Frente para la Victoria « Espectadores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s