Interceptar la enfermedad

Hoy sabemos que en la enfermedad de Alzheimer las neuronas empiezan a morir 30 o 40 años antes de los primeros síntomas: pérdida de memoria, desorientación témporo-espacial, deterioro funcional, trastornos de conducta. Por lo tanto disponemos de más de tres décadas para intentar interceptar la enfermedad antes de que se manifieste.

Cuando aparecen los síntomas, han muerto miles de millones de neuronas y cualquier tratamiento farmacológico convencional lo más que puede hacer es someter a trabajos forzados a las neuronas remanentes, pero no puede resucitar a las neuronas muertas. Por eso han fracasado todos los intentos terapéuticos que hemos desarrollado hasta ahora.

Por eso, las líneas de lucha eficaz contra el Alzheimer pasan inevitablemente por la prevención y por la personalización del tratamiento.

Estos párrafos fueron extraídos del artículo que Ramón Cacabelos publicó a fines de septiembre en El Correo Gallego. El autor es presidente de la Sociedad Española de Medicina Genómica, y profesor y director del centro de investigación biomédica Euroespes. Los interesados en leer el texto completo deben hacer clic aquí.

4 pensamientos en “Interceptar la enfermedad

  1. El 21/9 fui a una charla sobre los avances de la medicina y por primera vez escuché hablar de una prueba del líquido cefalorraquideo que busca la enfermedad en un desequilibrio en dos proteinas, la beta-amiloide que forma las placas y la tau que es como un marcador del daño.

    Como familiares de pacientes con alzheimer nos planteamos la pregunta de cuántos de nosotros querriamos saber utilizando esta prueba con anticipación si estamos más predispuestos a desarrollar la enfermedad.

    En mi humilde opinión y con el agravante de que no un predictor exacto de que se pueda desarrollar la demencia me parece que sería peor saberlo que no saberlo.

  2. Gracias por tu comentario, Diana.

    La verdad es que, aunque se trate de una revelación muy cruda, preferiría conocerla. Creo que haría todo lo que está a mi alcance por evitar o al menos retardar el avance de la enfermedad. En palabras del especialista citado en el post, confío en la “personalización del tratamiento”.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s