Mónica y Marcos, por Alejandro Kirchuk

De las más de seis mil fotos que Alejandro Kirchuk les tomó a Mónica y Marcos, sólo doce conforman el trabajo que acaba de ganar un premio World Press Photo y que en el transcurso de este año se expondrá en 45 ciudades del mundo. Sin dudas, el botón de muestra basta para ilustrar la carnatura del amor en tiempos de Alzheimer, en este caso para contar una historia de acompañamiento y resistencia conyugal.

El olvido patológico irrumpió en la vida de estos esposos que llevaban seis décadas casados: ella enfermó; él se convirtió en único cuidador. La experiencia también marcó a su nieto, el fotógrafo argentino en cuestión.

Según este artículo de Página/12, Kirchuk visitó la casa de sus abuelos durante tres años en distintos horarios -incluso se quedó a dormir- con la intención de registrar la evolución de un vínculo indeleble. “Para mí fue importante mantener la distancia y elegir las fotos por su valor documental y no afectivo”, le explica a la periodista Mercedes Halfon.

La noche que me quieras y Never let you go son los títulos en castellano/inglés que este profesional de la imagen eligió para su trabajo. El primero hace referencia “al último tango –y la última estrofa– que ella recordaba”; el segundo expresa “todo lo que hizo Marcos para no dejarla ir”.

Lamentablemente las fotos de Alejandro no se expondrán en ninguna ciudad de nuestro país, pero por suerte los interesados sí podemos verlas en Internet: aquí. Cómo no conmovernos ante la historia de Mónica y Marcos; cómo no celebrar el premio otorgado por la fundación World Press Photo.

——————————————————————————–
Post relacionados
El amor en tiempos de Alzheimer
La experiencia del cónyuge
Otro trabajo fotográfico
El documental de otro nieto

8 pensamientos en “Mónica y Marcos, por Alejandro Kirchuk

  1. Q conmovedor !
    Las tres o cuatro pelis q vi sobre el Alzheimer tienen muestras de amor
    conmovedor y me resulta muy curioso.Será siempre asi ?Hay una relación entre el amor incondicional y el paciente con Alzheimer??

  2. Gracias por darte una vuelta por acá, Mabel.

    En respuesta a tu pregunta, me parece que, como toda enfermedad, el Alzheimer también potencia los vínculos afectivos. Si éstos son sólidos, seguirán siéndolo aún en la adversidad. Si son endebles, es probable que terminen quebrándose.

  3. Se parecen tanto a mi papá y mi mamá!!!! una de las cosas que el Alzheimer no pudo destruir: el amor incondicional que se tienen.

  4. Pingback: Matrix Redesigned » Mónica y Marcos

  5. Vi la nota que le hicieron en Crónica TV. Hermoso trabajo para honrar el amor de su abuelo y el cuidado que tuvo x la abuela, padeciendo tan terrible enfermedad. Por eso ¡Amo la fotografía! El mejor testimonio para el recuerdo. Lástima que no se elija exponer en Bs As. Felicitaciones Alejandro!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s