Los límites de la memoria artificial

En 2013 cumplirá diez años de vida, y sin embargo la SenseCam sigue encabezando la lista de inventos tecnológicos anti-Alzheimer. En octubre pasado la revista Scientific American resumió (aquí) la historia de esta cámara de fotos atípica, que Microsoft concibió como una especie de “caja negra” personal (parecida a la que usan los aviones) y que luego ofreció a las llamadas “clínicas de la memoria” del Reino Unido.

La SenseCam saca fotos de manera automática, cada equis cantidad de minutos, y ante ciertos estímulos (opera con sensores de temperatura, luz y movimiento). Lo único que debe hacer el usuario es colgársela del cuello. Al final del día, el portador del aparato puede repasar las imágenes capturadas y así reconstruir su jornada.

Los primeros artículos promocionales -por ejemplo éste que el sitio de la BBC publicó en 2004– no mencionan la palabra “Alzheimer” (a lo sumo se refieren al proyecto académico de probar el invento en pacientes con problemas de memoria provocados por algún daño cerebral). Tres años más tarde, Microsoft presentó este informe sobre la utilidad de su producto en víctimas del olvido patológico en un congreso organizado por el Instituto de Física e Ingeniería en Medicina de Gran Bretaña.

La SenseCam adquirió tal status que inspiró la realización de un simposio anual (siempre en Inglaterra). De hecho, en abril pasado el Exeter College de Oxford fue sede de la tercera edición, cuyo programa incluyó una charla sobre el uso del aparato en casos de demencia incipiente. 

Los familiares de enfermos de Alzheimer podemos imaginar la utilidad de este invento bajo dos condiciones muy específicas: 1) en la primera fase del mal y 2) siempre y cuando exista un cuidador dispuesto a bajar las imágenes a una computadora, eventualmente imprimirlas y luego repasarlas con el paciente. Si incluso los mayores sanos necesitan ayuda con los aparatos nuevos, las víctimas del olvido patológico requieren una asistencia más amplia, que supere la dificultad tecnológica y que acompañe el esfuerzo de reconstrucción.

Dicho esto, también sabemos que la memoria humana es irreductible al doble fenómeno de captura visual y reedición discursiva. La capacidad de recordar que pierden nuestros enfermos dista de ser algo automático, que podemos reactivar o estimular como si fuera un reflejo condicionado (en este caso por una serie de momentos capturados en forma sistemática).

Justamente lo que falla en este tipo de terapias es un aspecto promocionado en la publicidad de la SenseCam: que el usuario no interviene.

La condición selectiva de la memoria humana es una verdad de Perogrullo que no hace falta explicar. Por propia voluntad o por razones inherentes a nuestro inconsciente, nuestro cerebro fotografía, retiene y edita de manera discriminada. Por otra parte, el congelamiento visual es apenas uno de los mecanismos encargados de procesar nuestros recuerdos. En otras palabras, no somos autómatas especializados en sacarle radiografías a nuestro entorno.

Pensemos en el drama que Jorge Luis Borges imaginó para Funes, el memorioso. El problema de este personaje radica, justamente, en recordarlo todo, en no saber distinguir/jerarquizar/descartar los distintos registros de su vida cotidiana. La mente de este hombre ficticio es una especie de recipiente sin fondo o, en términos informáticos, un “dispositivo de almacenamiento” ilimitado.

Podemos coincidir con la mencionada Scientific American en que inventos como la SenseCam contribuyen a resistir el avance del Alzheimer en casos incipientes, y mientras la ciencia sigue buscando una solución determinante (por no decir definitiva). Pero prestémosle atención al discurso reduccionista que solemos encontrar en los folletos y páginas web sobre las bondades de la memoria artificial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s