En honor a la lucha diaria

El comentario que Diana publicó días atrás en este viejo post de MaldeAlzheimer me dejó algo mortificada. La urgencia de su intervención, la necesidad de expresar esa (muy reconocible) mezcla de agotamiento, impotencia, frustración, bronca, angustia enseguida me retrotrajeron a la época en que mi padre estuvo enfermo, a la sensación de pesadilla monstruosa, despiadada, interminable. Me di cuenta entonces de que los casi ocho años transcurridos desde la muerte de Don Luis consiguieron alejarme del sufrimiento acumulado en aquel tiempo, y por lo tanto del sufrimiento que padecen quienes hoy asisten a algún ser querido víctima del olvido patológico.

La mortificación viene por ese lado. Es decir, repaso los posts publicados en el transcurso de 2012 -sobre qué hacen los Estados para combatir la demencia, sobre conferencias y demás acciones comunicacionales a cargo de organismos privados, sobre la cobertura que el periodismo le dedica al tema– y me pregunto si este blog acompaña bien a los lectores consumidos por una rutina desgastante.

Es que, en el mejor de los casos, lo que hoy hacen los gobiernos, los laboratorios, las ONGs, la prensa incide a mediano y largo plazo en la vida de los pacientes y sus cuidadores. En cambio, el día-a-día con un enfermo parece ajeno a los descubrimientos, inciativas y demás avances implementados a nivel local, nacional, mundial. Incluso por momentos, parece ajeno a todo lo que ocurre afuera.

Por favor, que se entienda bien… Comentarios como el de Diana son bienvenidos en un blog que siempre se pretendió un espacio de contención para quienes convivieron y/o conviven con el Alzheimer. De hecho, este tipo de intervenciones nos recuerda el alcance del olvido patológico, su ensañamiento no sólo con la persona directamente afectada sino con el entorno más cercano

En parte por eso escribo este post. Para subrayar la importancia del corto plazo, de la pequeña escala, de la micro-realidad en cada lucha individual y diaria.

5 pensamientos en “En honor a la lucha diaria

  1. Maria, este blog a mi me acompañó desde el día que lo descubri hace ya creo que tres años.

    He leído y mucho. Páginas y también foros y muchas veces luego de leer me encontraba con algún anuncio de institución, o terapias y ahí encontraba la propaganda detrás de todo.Tu blog en ese sentido es puro.

    Me sentí escuchada por pares y también en algunos momentos creo que pude yo misma brindar palabras de apoyo.

    El dolor es de uno, la micro realidad es de uno pero acá nadie necesita hacer ningún esfuerzo para “ponerse en los zapatos del otro”

    Ponerse en los zapatos del otro, ayuda a vivir la solidaridad, a ser más tolerantes y compresivos, y construir fraternidad; porque sabiendo lo que el otro vive, sin sentir envidia, ni comparar ni juzgar; nos ayuda a no hacerle a los demás lo que no queremos que nos hagan, también se fortalecen los lazos de amistad, se permite que surja la confianza, que nos valoremos unos a otros y que así logremos alcanzar la verdadera paz. (Confieso que ésto lo copié porque lo comparto)

    María, una vez te dije que lo tuyo fue un legado y lo que estás haciendo al mantener esta página viva después de ocho años merece mi admiración más profunda.

    JUNTOS ES MÁS FÁCIL!!!

    Un cálido abrazo

    Diana.

  2. Muchas gracias por tus palabras, Diana. Me emocionaron mucho.

    Es cierto: juntos es más fácil. Entre todos, enfrentamos una enfermedad desgraciada, pero que nunca vence totalmente porque la memoria es un esfuerzo colectivo y su defensa también.

    Me reconforta que sigas leyendo y participando en este blog. Si no fuera por quienes comentan, aportan, incluso disienten o simplemente leen, MaldeAlzheimer habría dejado de actualizarse hace rato. Por eso, pienso que éste es un espacio compartido.

    Gracias de nuevo, Diana, Te mando otro abrazo después del primero. 😉

  3. María:

    hoy me encuentro nuevamente visitando tu blog, en febrero del 2013 van a ser años desde la partida de mi viejo y aprovecho estas fechas tan especiales con la ausencia física de nuestro ser querido, porque el recuerdo está intacto, para agradecerte de corazón por todos tus post, comentarios y acompañamiento. Me ayudó mucho siempre y en varias oportunidades tambien he podido ayudar e intercambiar sentimientos, dudas y demás cosas con otras personas. De hecho, recuerdo luego de la ida de mi viejo que me escribireon mi correo para pregutnarme cosas, como había hecho tal o cual trámite y me reconfortó poder colaborar con otros que estaban pasando por lo mismo que había pasado yo y darles una luz en el camino por más ínfima que fuera.

    María te deseo lo mejor para esta Navidad y que el 2013 nos encuentre con buenas noticias en el combate de esta triste enfermedad!!

    gracias por todo.

    Lucila

  4. Gracias a vos por tan lindo mensaje, Lucila.
    Te deseo un muy buen año 2013, y adhiero a tu deseo de buenas noticias que auguren avances concretos contra esta triste enfermedad.
    Te mando un abrazo grande.

  5. mi mama padece de alzheimer no tiene ninguna razon social ni pension ni jubilacion sus hijos la abandonaron tiene escaras hace 5 años usa pañales y no le puedo dar medicacion xq no puedo comprarle usa aerogal acemuk y una droga que no hay en los hospitales que puedo hacer donde recurrir para una mejor calidad de vida no alcansa solo con mis mimos y de mi esposo hay que alimentar uno trabaja para el otro cuidarla x fabor necesito ayuda sicologica y la que puedo me muero de dolor en mi columna y cansancio tengo 50 y ella cumplio 75 el 10 de enero gracias xfr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s