Perú, otro país con plan anti-Alzheimer

Semanas atrás, el Parlamento peruano aprobó por unanimidad su propio Plan Nacional para la Prevención y Tratamiento del Alzheimer y Otras Demencias. El legislador Michael Urtecho (aquí, una entrevista) fue el encargado de presentar, en septiembre de 2012, el proyecto de ley elaborado en conjunto con integrantes de la Comisión de Salud del Congreso y con el asesoramiento institucional –según este artículo– del Ministerio de Salud, EsSalud, la Organización Panamericana de la Salud, el Colegio Médico del Perú y la Asociación Peruana de la Enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

Éste es el texto en cuestión, cuyo primer artículo estipula la creación de un plan nacional con miras a “promover un sistema de atención integral de salud, servicios sociales e investigación básica (capaz de) prevenir, mejorar la evaluación y diagnóstico, brindar tratamiento y rehabilitación, así como prestar orientación y asistencia a familiares directos y cuidadores de los pacientes”.

Cabe destacar el tercer artículo del proyecto. Al referirse a la implementación progresiva del plan, “de acuerdo a la disponibilidad presupuestal de los pliegos institucionales de los sectores involucrados y sus objetivos trazados”, reconoce las dificultades inherentes a una inciativa de esta envergadura, que son mayores en los países periféricos (en contraste con las naciones más desarrolladas o centrales).

El artículo 4 es igualmente interesante por la importancia atribuida a la “coordinación y articulación de políticas sectoriales” para la prevención de las enfermedades en cuestión “a través de estrategias que privilegien el envejecimiento activo así como la educación a la comunidad y a los profesionales desde colegios y universidades”.

También vale la pena leer el apartado sobre el análisis de costo/beneficio que menciona datos sobre la incidencia del Alzheimer en el país hermano. “Se calcula que hay 250 mil casos de demencia que afectan a un millón de peruanos”, sostienen los autores del texto que por otra parte señalan la ausencia de datos sobre “cuántos de estos pacientes tienen Alzheimer en fase moderada o avanzada”.

“Sólo una minoría de personas mayores cuenta con planes de seguros de salud que puedan proporcionar co-pagos por la atención y medicamentos a esta enfermedad”, agregan. “Sin embargo, la casi totalidad de planes de seguros de salud privados no cubren gastos generados por enfermedades como el Alzheimer, así como no hay seguros que cubran los gastos generados por los cuidados de larga duración”.

Un dato entre curioso y gracioso… El apartado dedicado a la legislación comparada menciona un único antecedente argentino: el proyecto que el legislador Federico Gumersindo Alonso presentó en mayo del año pasado para “declarar de interés prioritario sanitario en todo el territorio de la República la enfermedad de Alzheimer y otras demencias seniles” (este post de fines de marzo lo mencionó rápidamente).

————————————————————–
Posts relacionados
 Primera ley en Iberoamérica
 México también combate el Alzheimer
 Obama también combate el Alzheimer
 El Alzheimer y el Estado francés
 Francia otra vez: cobertura al 100%
 Las políticas públicas anti-Alzheimer tienen mapa propio (en Europa)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s