Alfredo Landa, intacto

España sobre todo, y algunos cinéfilos latinoamericanos con cierta edad también, despedimos al actor Alfredo Landa que murió ayer jueves a los 80 años de edad en Madrid. En cuanto empezamos a leer las necrológicas más o menos extensas, enseguida constatamos que muy pocos medios –el informativo de Tele Cinco por ejemplo- llaman por su nombre a la “larga” y “cruel” enfermedad que la mayoría a lo sumo menciona con discreción.

La decisión editorial evoca el recuerdo de una cobertura similar cuando falleció el realizador Luis García Berlanga y, por contraste, de la conducta periodística opuesta mientras la figura famosa sigue viva (Carmen Sevilla por citar un caso más o menos reciente). De hecho, las dificultades expresivas de Landa cuando cinco años atrás quiso agradecer ante cámaras un premio Goya honorífico suscitaron comentarios desafortunados, algunos despiadados, como los publicados en este foro.

La bronca habitual que sentimos contra el mal de Alzheimer aumenta considerablemente cuando el paciente es un actor profesional. Será porque tenemos muy presentes las recomendaciones médicas sobre la necesaria ejercitación de la memoria para prevenir/combatir el avance de la enfermedad.

De Landa, esta espectadora argentina recuerda especialmente al bandido Fendetestas que intentó hacer de las suyas en El bosque animado y al conmovedor Paco de Los santos inocentes. Por suerte éstos y otros personajes lo mantienen en nuestra memoria, no sólo vivo, sino sano, con su gracia y elocuencia intactas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s