Medicación anti-Alzheimer: Francia prescribe menos

Entre 2010 y 2013, las prescripciones de remedios anti-Alzheimer se redujeron un 26% en Francia según informaron Le Monde primero y Le Figaro después a mediados de septiembre pasado. Ambos periódicos se hicieron eco de un estudio realizado por Celtipharm, entidad privada especializada en la recolección y el análisis de datos sobre el ejercicio farmacéutico en ese país europeo.

La disminución parece originarse en el informe que la Haute Autorité de la Santé (organismo gubernamental que contribuye a la regulación del sistema de salud según parámetros de calidad) publicó en octubre de 2011, tras haber evaluado la eficacia de cuatro drogas convertidas en medicamentos para combatir el avance sintomático del olvido patológico: el donepecilo (Aricept), la rivastigmina (Exelon), la galantamina (Reminyl) y la memantina (Ebixa).

[Antes de seguir, dos aclaraciones importantes… La primera, en boca de Le Monde: para su estudio Celtipharm tomó 175 referencias, incluidos genéricos, es decir que fue más allá de las cuatro marcas nombradas en el párrafo anterior. La segunda, de interés para los lectores argentinos: las mencionadas drogas también se venden en nuestras farmacias con sus respectivos nombres comerciales, salvo el donepecilo que se comercializa principalmente como Cristaclar y Valpex.]

Volviendo al informe de la HAS, en realidad se trató de una re-evaluación. De hecho en 2007 el mismo organismo había estimado “importante” el interés terapéutico de las drogas en cuestión. Cuatro años más tarde, en cambio, lo calificó como “débil” e “insuficiente” pues encontró que, al término de seis meses de tratamiento, la calidad de vida de los pacientes mejoraba muy poco. 

De los cálculos realizados por Celtipharm, Le Figaro destacó que la prescripción de memantina -que en 2011 fue la de mayor distribución, con un stock superior al millón de cajas- bajó cerca del 17% en 2013. De la misma manera, la cantidad comercializada de donepecilo -la segunda droga más prescripta- pasó de 951.780 a 649.489 cajas: en otras palabras, la reducción fue del 32%.

Por su parte, Le Monde advirtió que “las ventas de estos productos disminuyeron un 13,7% entre septiembre de 2012 y agosto de 2013”. Asimismo las cifras monetarias (de alrededor de 200 millones de euros) se redujeron 49% en tres años, en parte por la competencia que representan los genéricos.

Ambos diarios coinciden en señalar el desacuerdo en el ámbito médico. Por un lado, están los especialistas que advierten sobre efectos adversos que consideran de riesgo para las funciones digestivas, cardíacas y neuropsiquiátricas. Por otro lado, están quienes no observan los resultados del estudio de la Haute Autorité de la Santé en sus consultorios, y por lo tanto siguen prescribiendo igual que antes.

Es más, los dos periódicos coinciden en referirse a un estudio financiado por las autoridades de la salud pública británica, y publicado en marzo de 2012 por el England Journal of Medicine. Según este trabajo, los resultados del tratamiento con donepecilo, rivastigmina, galantamina o memantina son notorios, paradójicamente cuando se lo suspende después del año (o más) de iniciado: en esta instancia el paciente pierde las facultades cognitivas que había conservado hasta entonces gracias al fármaco.

Mientras tanto, el gerente de Celtipharm Patrick Guerin afirma que “un cuarto de los franceses tratados por Alzheimer toman un psicotrópico de más”. Quizás la clave de esta conducta se encuentre en la siguiente observación de una geriatra citada por Le Figaro…

“Los pacientes y sus familias sufren de una desinformación: en general ignoran que estos medicamentos sirven para combatir síntomas, y no para curar la enfermedad. Por eso suelen depositar tantas expectativas en ellos”.

———————————————————————————————-
Posts relacionados
 La estrategia antiamiloide genera menos expectativas
 Bexaroteno: ¿droga oncológica que cura el Alzheimer o nueva estrella mediática?
 Antes el bexaroteno; ahora la rapamicina
 El ‘yogur de la memoria’ llega a la Argentina, con algunos reparos
 Terapias sin drogas
 “El problema fundamental es que desconocemos la causa de la enfermedad”

4 pensamientos en “Medicación anti-Alzheimer: Francia prescribe menos

  1. Según este trabajo, los resultados del tratamiento con donepecilo, rivastigmina, galantamina o memantina son notorios, paradójicamente cuando se lo suspende después del año (o más) de iniciado: en esta instancia el paciente pierde las facultades cognitivas que había conservado hasta entonces gracias al fármaco

    .Gracias Maria por traer esta noticia. Mamá está medicada desde hace casi cuatro años solamente con Memantine y su enfermedad ha avanzado pero a pasos muy lentos y conserva algunas facultades físicas y cognitivas. Si se mantiene bien, siempre dentro de lo previsible, no se ha intentado ningún cambio. Cuando se le prescribió ese medicamento el médico me aclaró bien que era solamente para retrasar el avance de la enfermedad.

  2. Gracias por tan valioso testimonio, Diana. Creo que la clave está en tener en cuenta el objetivo terapéutico de estos medicamentos. Debemos recordarlo no sólo los familiares de los enfermos sino -al parecer- los mismos médicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s