El Alzheimer se cuela (apenas) entre los premios Oscar

A diferencia de años anteriores, en 2014 ningún largometraje nominado a los Oscar habla de Alzheimer. Sin embargo, existen dos candidatos que invitan a reflexionar sobre el tema, eso sí, de manera tangencial. Nos referimos a Nebraska de Alexander Payne, y a Dallas Buyers Club de Jean-Marc Vallée.

Al término del primer film, un personaje secundarísimo pregunta si el protagonista Woody Grant padece la enfermedad del olvido. La mención es anecdótica pero funciona como remate de una serie de escenas que ilustran la tendencia social a patologizar la vejez.

La obsesión de este veterano por un premio en realidad inexistente es el disparador, no sólo del viaje que emprende con su hijo adulto (y que inspira la realización de esta road movie), sino de las sospechas sobre un diagnóstico que ningún profesional confirma pero que varios familiares y amigos ensayan con aires de suficiencia (en ocasiones, con simulada consternación).

Resulta interesante la caracterización de Woody y de su entorno, justamente porque alude a ciertos preconceptos que confunden Alzheimer y vejez. Lejos de constituir un síntoma de olvido y/o desorientación, la resistencia de este hombre a evocar el pasado alude a las trampas que la mayoría de los mortales nos tendemos cuando nos sentimos forzados a repasar nuestras vidas.

Asimismo, la obcecación con la falsa entrega de un millón de dólares es producto, no tanto de una mente alterada, sino de la angustia que suelen depararnos un presente inhóspito y/o el incierto porvenir.

De Jean-Marc Vallée.En Dallas Buyers Club: el club de los desahuciados, la recreación de la experiencia de Ron Woodroof como portador sintomático de HIV en los años ’80 aborda un tema sensible para quienes tuvimos/tenemos un ser querido con Alzheimer: la (in)conducta de la ciencia, la medicina, la industria farmacéutica, los Estados frente a la irrupción de una enfermedad desconcertante, muy resistente y de alcance masivo.

El personaje a cargo de Matthew McConaughey comparte protagonismo no sólo con la travesti igualmente enferma que encarna Jared Leto. También con el AZT y otras drogas que laboratorios norteamericanos y la FDA (organismo gubernamental estadounidense equivalente a nuestra ANMAT) empezaron a barajar cuando clínicas y hospitales acusaron el aumento de casos similares, y cuando el periodismo pisó el acelerador de las coberturas sobre la denominada “peste rosa”.

Al fundar el club cuyo nombre constituye el título orginal de este film, Ron y Rayon oficializaron la lucha paralela que emprendieron mientras enfrentaban los embates del síndrome de inmunodeficiencia adquirida. El primer paso consistió en reconocer los intereses económicos y corporativos detrás del accionar de quienes se proclaman guardianes de la salud pública. El segundo, en desafiarlos y denunciarlos.

La problemática de la estigmatización también aflora en la película del canadiense Vallée. Si bien el Alzheimer no genera prejuicios tan virulentos como aquéllos que el sida provocó en los incipientes ’80, los parientes y amigos de enfermos de demencia nos sentimos identificados con las escenas que recrean reacciones de ignorancia, alejamiento, rechazo, abandono en los planos afectivo e institucional.

———————————————————————————————
Posts relacionados
 El legado del cine
 Más visibilidad cinematográfica; más concientización
 El amor en tiempos de Alzheimer, y la última película de Michael Haneke
 Vuelve Doris… ¿para ayudar a concientizar?
 Más allá del 21 de septiembre… Lucía Puenzo en Antioquia
 Otro punto para Arrugas, y para la visibilidad cinematográfica del Alzheimer
 El Alzheimer irrumpe en el cine de ciencia ficción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s