Alzheimer, nueva carnada para la pesca electoral

Libération es uno de los diarios que cubrió el acto proselitista de Sarkozy.

Durante la primera quincena de marzo, la prensa estadounidense y los medios que la replican a nivel mundial les concedieron una amplia cobertura a dos anuncios relacionados con el olvido patológico: mientras el primero promete un nuevo test de sangre capaz de detectar la enfermedad dos o tres años antes de la aparición de los síntomas preliminares; el segundo advierte sobre la eventual inexactitud de las estadísticas oficiales que registran -y al parecer subestiman- la cantidad de muertes por Alzheimer.

Ante ambas noticias quien suscribe reacciona con los reparos habituales… Por eso, y para no repetirse, hace suyas las observaciones del blog bostoniano Daliy Dose sobre la necesidad de entender la nueva prueba sanguínea como otro paso adelante en la investigación científica, no como un hallazgo concluyente.

Por otra parte, cabe preguntar hasta qué punto podemos hablar de “muerte por Alzheimer” o, en otras palabras, hasta qué punto podemos afirmar que el Alzheimer “mata” a la par del cáncer o de un infarto (si sólo una autopsia cerebral confirma el diagnóstico de Alzheimer, ¿no es lógico que los médicos se resistan a indicar esta enfermedad en los certificados de defunción?).

Por la amplísima difusión que el periodismo les brinda a las revelaciones estadísticas y a las promesas científicas como la del test sanguíneo (o ésta sobre un estudio que podría anticipar el riesgo de demencia en hijos de enfermos), pasan desapercibidas noticias mucho menos rimbombantes, incluso aparentemente anodinas, que sin embargo resultan tanto o más interesantes.

Éste es el caso de la cobertura que la prensa francesa le dedicó a Nicolas Sarcozy luego de que el lunes pasado inaugurara un centro de investigación anti-Alzheimer en Niza. Si bien se limitan a cumplir con las reglas de la crónica de actos proselitisas (foto para la posteridad y declaraciones circunstanciales), los artículos en cuestión llaman la atención por lo que revelan: el ascendente protagonismo del Alzheimer en la agenda pública, algo que ya comentamos cuando nos referimos a esta Cumbre del G8.

Años atrás, pocos ciudadanos habrán imaginado que un establecimiento especializado en Alzheimer se convertiría en plataforma de (re)lanzamiento a la arena política. Si son ciertos los rumores sobre la intención de volver al ruedo con miras a un segundo mandato presidencial (Le Figaro advierte sobre un “regreso progresivo y minuciosamente orquestado“), entonces el ex jefe de Estado francés sienta un notable precedente con su reciente paso por el flamante Instituto Claude Pompidou: acaso quede en la Historia como el primer candidato en reconocer en el olvido patológico una nueva carnada para la pesca electoral

En este punto cabe recordar que Sarkozy implementó el Plan Alzheimer 2008-2012 mientras fue Presidente. Los admiradores del líder de la UMP seguro mencionarán este antecedente cada vez que alguien (des)califique la aparición en Niza como una acción casual, improvisada o, peor aún, oportunista.

———————————————————————————————
Posts relacionados
 Alzheimer en sangre
 Tecnología y difusión, doble golpe anti-Alzheimer
 El Alzheimer también preocupa al G8
 Cumbre sobre Demencia del G8. Inquietudes más allá de la dimensión simbólica
 El Alzheimer y el Estado francés

8 pensamientos en “Alzheimer, nueva carnada para la pesca electoral

  1. Hola, María,

    Me interesaron muuuuucho dos links que llevan a las notas sobre el test en sangre y el estudio de los hijos de enfermos de EA.

    Lamentablemente no tengo muy frescos los conocimientos de lengua inglesa, y de pretender traducirlas, es posible que me sorprendan los primeros síntomas de la enfermedad en el intento.

    ¿No podrías hacer una apretadísima síntesis del contenido?

    Con respecto al Alzheimer en Europa, teniendo en cuenta el aumento de la longevidad en ese continente, no me asombra tanto la preocupación al respecto, y de ahí el uso oportunista o no del tema….. Pero bueno, siempre nos quejamos o criticamos que el Primer Mundo “tenga más de todo”, yo festejaría ahora el hecho de que tenga más viejos también…

    Hasta luego
    Stella

  2. Es cierto, Stella, que la problemática del envejecimiento poblacional preparó el terreno para que el Alzheimer ingresara a la agenda pública de los países cada vez más conscientes de la relación entre la longevidad y esta enfermedad. Por si hiciera falta, aclaro que este post no pretende dilucidar las verdaderas intenciones de Sarkozy (sólo él y sus allegados más cercanos sabrán si realmente le preocupa el tema o si simplemente pretende aprovechar las virtudes de esta nueva carnada). En cambio sí me interesa señalar un fenómeno inimaginable años atrás, es decir, que un político incluya en su estrategia proselitista la inauguración de un centro especializado en olvido patológico.

    A continuación, transcribo la síntesis de los anuncios que te interesaron… Espero que te sirva. 😉

    1.- Análisis de sangre
    En principio podría anticipar, con un 90% de precisión, el desarrollo de Alzheimer o de deficiencias cognitivas leves, tres años antes de que aparezcan los primeros síntomas. Durante cinco años, los investigadores estudiaron a 525 personas sanas mayores de 70 años y lograron identificar diez fosfolípidos (componente principal de la membrana celular) responsables de la mencionada predicción: de hecho, las personas con los niveles más bajos de estos diez fosfolípidos terminaron desarrollando Alzheimer o problemas cognitivos más leves.

    2.- Estudio concentrado en hijos de enfermos
    En este caso los investigadores estudiaron imágenes cerebrales de adultos sanos de entre 32 y 72 años de edad. Estos voluntarios fueron divididos en cuatro grupos, según tuvieran el padre enfermo de Alzheimer, la madre enferma de Alzheimer, madre y padre enfermos de Alzheimer o sin antecedente paterno ni materno con Alzheimer. De los 52 participantes, aquéllos con padre y madre enfermos presentaron más anomalías en la estructura, volumen y placas cerebrales.

    La gran limitación de este hallazgo es que todavía no puede encontrarse la relación entre estas anomalías y la carga hereditaria que supone el antecedente de Alzheimer en la familia.

  3. No es dato secundario mencionar este hallazgo Una cosa es encontrar una correlación y otra una causalidad o etiologia, Por ahora solo encuentran correlación .De modo que hay que andarse con cuidado porque de lo contrario lo van a interpretar como hereditario.
    Eva Giberti

  4. Muchísimas gracias, María!!! Ya le estoy haciendo llegar estas noticias a quien fue neuropsiquiatra de mis padres. Supongo que está al tanto de todo esto a través de las publicaciones científicas, ya que además vive de Congreso en Congreso sobre el tema, pero no sabe que yo estoy especialmente interesada en esto.
    Si tengo alguna respuesta de su parte, te la haré saber.
    Nuevamente gracias
    Stella

  5. Dra. Giberti, muchísimas gracias por su comentario, que en pocas palabras advierte sobre el peligro de confundir correlación y causalidad. Hace rato se viene discutiendo sobre la presunta naturaleza hereditable del Alzheimer, algo que algunos legos en la materia consideramos apresurado desde el momento en que la ciencia sigue sin saber identificar con precisión las causas de esta enfermedad.

    Gracias a vos, Stella. Por favor contanos qué dice el neuropsiquiatra de tus padres cuando lo consultes.

  6. Sólo soy en estos temas una mente inquieta que trata de informarse.Dicen que mejor que mejor es prevenir que curar pero a mi HOY no se me ocurriría hacerme ningún análisis para poder determinar causas genéticas que pueden hacer desarrollar la enfermedad pero no condicionan a que la enfermedad se vaya a padecer.

    La población es mucho más longeva pero somos “finitos”.
    Zapatero a sus zapatos. Que los científicos estudien. Que los políticos usen los dineros del erario público en cosas útiles y no con fines propagandísticos y yo simple mortal HOY acepto lo que no puedo modificar.

    Es mi humilde opinión.

  7. Sin dudas, Diana, es bueno saber reconocer lo que no podemos modificar y aceptarlo con la mayor entereza posible. Dicho esto, te invito a celebrar algunos cambios positivos, en este caso, una mayor visibilidad de la problemática del Alzheimer (algo que años atrás era impensable).
    Un abrazo.

  8. Hola! Es muy recomendable vivir el presente y estar consustanciado con el HOY. Desde las terapias con profesionales hasta las frases que se difunden en el Facebook hacen hincapié en esa estrategia de vida.

    Pero detecté dos grupos de personas: las que tienen descendencia o familiares que podrán hacerse cargo del final de una persona, y aquellas que carecen de parientes en quienes desplomarse.

    A las primeras les será más fácil situarse sólo en el HOY, y las segundas vivirán con una piedrita en el zapato.

    Dentro de las cosas que no podemos modificar está la vejez, y por más vida saludable que uno lleve, hay un porcentaje importante de ancianos que vive una considerable cantidad de años en situación complicada. ¿Alguien vio la vida que llevan en un geriátrico las personas que no tienen parientes?

    Obviamente que lo ideal es que se lleguen a estudios genéticos que no hablen de “probabilidades”, pero por algo se empieza.

    Un beso
    Stella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s