El Alzheimer en las cumbres, visto desde el llano

Acceso al petitorio desde el sitio web del CheBA, que depende de la The Universidad New South Wales.

Acceso al petitorio desde el sitio web del CheBA, que depende de la Universidad de New South Wales.

El 15 y 16 de noviembre próximo, la ciudad australiana de Brisbaine se convertirá en sede de una nueva Cumbre de Líderes del G20, oportunidad para que los representantes de los países que integran este colectivo (entre ellos, Argentina) discutan temas económicos de envergadura global y acuerden la implementación de acciones tendientes a mejorar la calidad de vida de la población mundial. Atento a la importancia de este encuentro y al precedente que sentó la última Cumbre del G8, el también australiano Centre for Healthy Brain Ageing (Centro por un Envejecimiento Saludable del Cerebro) invita a aunar esfuerzos para convencer al Primer Ministro anfitrión, Tony Abbott, de que le asigne a la lucha contra la demencia un espacio privilegiado en la agenda de este evento.

Desde marzo pasado, la Alzheimer’s Disease Association contribuye a difundir el petitorio que el CHeBA elaboró en inglés, chino, francés, portugués, alemán y castellano. Los interesados en suscribir online deben hacer clic aquí, tipear su dirección de correo electrónico y presionar el botón Sign.

A continuación transcribimos parte del contenido que conforma esta suerte de solicitada pública:

En la reciente Cumbre del G8, las principales economías del mundo se comprometieron a desarrollar una cura contra la demencia para antes de 2025. El Reino Unido anunció que duplicará su financiamiento anual de investigación para la demencia a £132 millones para el 2025. Recientemente los Estados Unidos han aumentado en un 12,5% su presupuesto destinado a combatir la demencia.

Sin embargo, todo esto parte de niveles bajos, si se toma en cuenta que el actual financiamiento para la investigación contra el cáncer es aproximadamente ocho veces mayor y contra la enfermedad cardiovascular supera cerca de seis veces la cantidad de dinero que los países de altos ingresos invierten contra la demencia. Por consiguiente seguirá existiendo un enorme desequilibrio.

La demencia es un problema mundial que actualmente cuesta más de 600 mil millones de dólares al año y que sigue creciendo de manera exponencial. El mayor crecimiento de la enfermedad ocurre en los países de ingresos bajos y medios. Ya hay más pacientes con demencia en estos PIMB, que no están bien preparados para sobrellevar la carga de la demencia, y para mediados de siglo la cantidad aumentará más del setenta por ciento. En muchas naciones, hay una falta de conciencia sobre el problema, la demencia es mal diagnosticada y las instalaciones para el tratamiento y la atención son rudimentarias.

ADI calcula que tres de cada cuatro de las 36 millones de personas en todo el mundo que viven con demencia no han sido diagnosticadas formalmente y no reciben tratamiento ni atención. La “brecha de tratamiento” es más significativa en los países en vías de desarrollo. En Australia, el retraso medio entre el inicio de los síntomas y un diagnóstico certero es de 3,1 años. Colocar a la demencia en la agenda del G20 y conseguir un compromiso por parte de los líderes de países como China, India y Brasil tendría un impacto notable en la conciencia, atención e investigación de la demencia a nivel mundial.

Tony Abbott, Primer Ministro australiano y anfitrión de la Cumbre del G20.

Tony Abbott, Primer Ministro australiano y anfitrión de la Cumbre del G20.

Más allá de los reparos que estos grandes encuentros entre jefes de Estado pueden provocar en ciudadanos rasos, no estaría nada mal que el Grupo de los 20 también abordara la problemática del Alzheimer y otras demencias. Efectivamente, en caso de que eso sucediera, estaríamos asistiendo a otro avance en materia de visibilidad y concientización.

Ahora bien, en su carta de bienvenida el Primer Ministro australiano sostiene que “la mejor manera de consolidar el crecimiento económico, fortalecer el empleo y crear oportunidades para nuestra gente” pasa por “empoderar al sector privado”, “promover la colaboración entre países desarrollados y emergentes” y “alentar sociedades entre entidades privadas, gobiernos y la comunidad”. El discurso difiere poco de las conclusiones generales del G8 en el encuentro de diciembre del año pasado, constatación que disminuye las expectativas sobre el verdadero aporte de estas cumbres a la lucha de quienes enfrentamos el Alzheimer en el llano.

———————————————————————————————
Posts relacionados
Cumbre sobre Demencia del G8. Inquietudes más allá de la dimensión simbólica
La Cumbre sobre Demencia del G8 se transmitirá en vivo
El Alzheimer también preocupa al G8

 

2 pensamientos en “El Alzheimer en las cumbres, visto desde el llano

  1. Hola! ya suscribí el petitorio. Es emocionante que lo están haciendo desde todas partes del mundo. Lo compartí en Facebook!!!!
    Muchas gracias!
    Stella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s