Alzheimer en U$A

La atención que Forbes suele prestarle al Alzheimer confirma una verdad a esta altura de Perogrullo: el olvido patológico integra la lista de enfermedades que representan un gran negocio.

“Uno de cada tres norteamericanos que supere los 65 años de edad morirá con Alzheimer u otra demencia” pronostica Bill Frist en el artículo de opinión que la edición online de la revista Forbes publicó el miércoles pasado. Este cirujano de pulmón y corazón y con intensa actividad política advierte sobre el crack económico y financiero que el olvido patológico ya está provocando en los Estados Unidos: ni la mayoría de los habitantes de ese país ni los seguros de salud -en especial Medicare y Medicaid- pueden afrontar los gastos asociados al cuidado de estos enfermos crónicos.

Según cálculos de Frist, para fines de 2015 el Alzheimer y otras demencias le costarán a USA $226 mil millones de dólares. Si la ciencia sigue sin encontrar una terapia efectiva, en 2050 esta cifra ascenderá a 1.1 billón de dólares, por lo tanto Medicare deberá destinar uno de cada tres dólares en su haber a este rango de pacientes. “Esto es financieramente insostenible” aclara por las dudas el autor de la nota, antes de compartir más resultados de sus proyecciones.

A saber… Setenta por ciento de los estadounidenses necesitará tarde o temprano algún servicio de cuidados a largo plazo y de cuidados paliativos, pero menos del tres por ciento está en condiciones de pagar un seguro de salud a la altura de dicha necesidad. Muy pocos se dan cuenta de que Medicare ofrece menos de un mes de cuidado domiciliario tras una hospitalización, mientras Medicaid sólo lo hace si el paciente se encuentra por debajo de la línea de pobreza.

Ante esta realidad, las personas deben elegir entre sacrificar sus propios ahorros y luego presentar una solicitud de aplicación a Medicaid o pedir ayuda familiar. En este punto, Frist recuerda el costo promedio del cuidado domiciliario (83 mil dólares por año) y de una cuidadora profesional (30 mil).

Tras definir el Alzheimer como “la enfermedad más cara en los Estados Unidos”, el cirujano cuenta que los Institutos Nacionales de la Salud (National Institutes of Health, NIH, en inglés) invierten menos de 600 millones de dólares por año en investigaciones sobre olvido patológico. Este monto representa menos del uno por ciento de lo que la enfermedad les habrá costado a fines del presente año a Medicare y a Medicaid: 154 mil millones de dólares.

Frist recuerda que el Congreso norteamericano aprobó “recientemente” (en diciembre de 2014, agregamos en este blog) un proyecto de financiación incluido en la Ley de Responsabilidad de Alzheimer (“Alzheimer’s Accountability Act” es el nombre original), que insta a los investigadores de los NIH a informar al Congreso la cantidad de dinero que necesitan anualmente para cumplir con el famoso plazo de Barack Obama que vence en 2025. “Si bien esto no obliga a aumentar fondos, al menos indica la voluntad del Poder Legislativo de enfrentar el déficit de financiación”, se esperanza apenas.

El artículo del médico con trayectoria política impresiona por al menos tres motivos fundamentales. Primero, impacta la proporción -¡un tercio!- de estadounidenses mayores de 65 años, en principio condenados a padecer Alzheimer u otros tipos de demencia. Luego, sacuden las cifras -por cierto, muy elocuentes- sobre el desfasaje entre el monto de los gastos asociados al cuidado de estos enfermos y el dinero disponible en las arcas del Estado americano y en los bolsillos de cada ciudadano.

Por último, llama la atención que este informe haya salido publicado nada menos que en Forbes. Cada vez que le dedica un espacio al Alzheimer, la célebre revista especializada en negocios y finanzas confirma nuestras sospechas de que la enfermedad del olvido y demencias similares resultan atractivas para el mundo empresario. No es para menos: imaginen el dinero que recaudará el laboratorio capaz de encontrar la fórmula que prevenga o cure el Alzheimer de -sólo para empezar- uno de cada tres estadounidenses mayores de 65: unas 14,6 millones de personas según variables de este sitio oficial.

——————————————————————————————————
Posts relacionados
Obama también combate el Alzheimer
Estados Unidos desembolsa 45 millones de dólares para combatir el Alzheimer. ¿Podrá?
 
2025 está demasiado cerca
 La OMS discutió sobre demencia(s) con mentalidad empresaria
 La independencia según el Consejo Mundial de Demencia

2 pensamientos en “Alzheimer en U$A

  1. Que es una enfermedad cara no me cabe la menor duda. Una anciana promedio cobra sumando la jubilaciòn y la pensiòn (si es viuda )unos $ 8000 mensuales los cuales no alcanzan para cubrir el costo de un geriàtrico. Ademàs hay otros gastos complementarios.Tener a los pacientes en el hogar es aùn muchìsimo màs caro porque se necesitan tres turnos de cuidadores con sueldos, aportes, comida y todo lo que implica mantener una casa funcionando.

    Ojalà que preocupados por los costos las investigaciones avancen màs ràpido.

  2. Ojalá, Diana… Creo que son dos las grandes fuentes de presión que se ejerce sobre la investigación: el costo del cuidado de los enfermos y la promesa de ganancias siderales para el laboratorio que encuentre la fórmula salvadora.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s