“A veces irrumpen los delirios”

“¿Por qué decirle a alguien que padecerá una enfermedad incurable en x cantidad de años? No le encuentro sentido mientras esa enfermedad no tenga tratamiento”.

Glion, le 27 octobre 2015. Professeur Julien Bogousslavsky, médecin chef de la neurorééducation à la clinique privée de Valmont. En interview, le docteur Bogousslavsky s'apprête à donner une conférence sur les nouveautés autour de la maladie d'Alzheimer. Chantal Dervey

Julien Bogousslavsky es jefe de neuro-reeducación en una clínica privada de Valmont, Suiza. Tribune de Genève publicó la entrevista de Stéphanie Arboit días antes de que el especialista participara de una conferencia sobre las novedades en torno al Alzheimer.

A través de éstas y otras declaraciones que hizo cuando dialogó con una periodista del diario Tribune de Genève, el neurólogo suizo Julien Bogousslavsky señaló sus diferencias con cierto discurso médico generalizado sobre Alzheimer. Además de cuestionar la supuesta conveniencia de la detección temprana, el especialista expresó sus reparos sobre distintas hipótesis que los medios masivos difunden con más o menos asidero. A continuación, la traducción de los pasajes centrales de la entrevista periodística.

Tribune de Genève: ¿Qué hay de nuevo sobre el Alzheimer?

Julien Bogousslavsky: Primero, una excelente noticia: la enfermedad no progresa. Según estadísticas recientes, se habría estabilizado e incluso habría disminuido en algunos países. Esto se debe a un doble fenómeno. Por un lado, el aumento registrado hasta hace poco se debió a un mejor reconocimiento de la enfermedad y no necesariamente a un incremento real de casos. Ahora los diagnósticos son fiables en un 95 por ciento, cosa que suprime esa ilusión de crecimiento.
Por otro lado, incide el mayor esfuerzo por demorar la llegada a la instancia de demencia. A pesar del envejecimiento de la población, el Alzheimer no es inevitable: hace poco una mujer holandesa de 115 años murió sin ninguna lesión cerebral de ese tipo.

TdG: En octubre, investigadores españoles presentaron un paper sobre una eventual relación entre el Alzheimer y ciertas infecciones por hongos. En septiembre, un científico inglés sugirió la posibilidad de que esta enfermedad sea transmisible. ¿Qué opina al respecto?

J.B: El vínculo infecciones-Alzheimer es un caballito de batalla del periodismo, que también especuló sobre la relación con la borreliosis o enfermedad de Lyme, transmitida por garrapatas. La hipótesis de la transmisibilidad ocupó la primera plana de los tabloides ingleses porque pacientes afectados por la enfermedad de la vaca loca presentaban lesiones similares a las que provoca el Alzheimer. ¡Que la patología de Creutzfeldt-Jakob se contagie a través de un prión no significa que el Alzheimer actúe igual!

TdG: ¿Qué lesiones son sinónimo de Alzheimer?

J.B: Hasta ahora la ciencia señala o bien la acumulación de proteinas Tau, o bien el depósito de placa amiloide en las neuronas y en los vasos sanguíneos. En ambos casos se trata de un constitutivo normal del organismo que, cuando se acumula, termina destruyendo la célula.

TdG: Un tratamiento consistiría en destruir estos depósitos…

J.B: Ésa es la idea clave, que todavía no demuestra ser realmente exitosa. El ataque de anticuerpos contra la placa amiloide parece arrojar algunos resultados positivos en los pacientes incipientes.

TdG: ¿Y la vacuna?

J.B: Un estudio realizado hace quince años en Zurich mostró la aparición de efectos secundarios intolerables, sobre todo la aparición de meningitis.

TdG: ¡Esta terapia también corre el riesgo de afectar la placa amiloide en su estado normal!

J.B: Observación sabia, que pocos investigadores hacen.

TdG: ¿La ciencia comete excesos?

J.B: Vengo de un ambiente académico favorable a la investigación. Pero a veces irrumpen los delirios, como pensar que viviremos mil años si sabemos atacar los genes del envejecimiento. Varía poco la contención de los enfermos de Alzheimer y de otras enfermedades que provocan demencia. ¿Por qué hacer todos los estudios? Esto es útil para los investigadores y no para los pacientes. Tenemos que ser honestos y reconocer que las cosas no mejorarán para el enfermo por más que pueda hacerse una punción lumbar. A lo sumo tendrá la posibilidad de elegir.

TdG: A contramano de la opinión dominante, ¿usted no está a favor de un diagnóstico precoz?

J.B: ¿Por qué decirle a alguien que padecerá una enfermedad incurable en x cantidad de años? No le encuentro sentido mientras esa enfermedad no tenga tratamiento,

TdG: ¿Y la reacción rápida?

J.B: El coaching es muy importante una vez declarados los síntomas. Las terapias no farmacológicas varían según las personas pero en principia todas deben desarrollar un aspecto físico (por ejemplo, hacer diez minutos de ejercicios a la mañana y a la noche) y un aspecto mental (leer más y mirar menos tele). Hay que variar las actividades… Actuar sobre los factores de riesgo de AVC (obesidad, diabetes, tabaquismo, consumo de alcohol, etcétera) es la única prevención.

———————————————————————————————
Posts relacionados
 Programa Nacional de Alzheimer. Entrevista a Patricio Pérez Leguizamón y a Diego Castro
 Detección temprana. ¿Para qué?
 En nombre del imperativo preventivo, la tentación del pronóstico apresurado
 Tener o no tener…
 Conferencia sobre Alzheimer en Boston. Entre la sensación de déjà vu y la importancia acordada al fenómeno de autopercepción
 Día Mundial del Alzheimer. Por el diagnóstico temprano
 ¡A no engordar!
 La importancia de la alimentación
 La esperanza de otra vacuna
 Barrios (¿o ghettos?) para enfermos de Alzheimer

3 pensamientos en ““A veces irrumpen los delirios”

  1. Coincido con la opiniòn de èste neuròlogo y hace unos años en una charla a la que asistí con una especialista del tema dije exactamente lo mismo.
    – J.B: ¿Por qué decirle a alguien que padecerá una enfermedad incurable en x cantidad de años? No le encuentro sentido mientras esa enfermedad no tenga tratamiento,

  2. Sabés, Diana… Te tuve muy presente cuando leí la entrevista al neurólogo suizo. Recordé que en otra ocasión intercambiamos puntos de vista sobre la detección temprana.
    Yo sigo teniendo mis dudas: estoy de acuerdo con vos (y con este especialista) cuando me concentro en mi persona; cambio de opinión cuando miro a mi familia (si llego a enfermarme, me gustaría saberlo cuanto antes para tratar de dejar todo ordenado antes de empezar a perder los pedales).
    Te mando un abrazo.

  3. Coincido con la opinión del neurólogo. Bastante tenemos con la angustia que vivimos día a día por la enfermedad que padece nuestro ser querido y que muchas veces no sabemos cómo hacer para que no nos destruya, ya que debemos estar bien y en pie para seguir ocupándonos de ellos. Porque se merecen todo nuestro amor, apoyo y cuidados. Es una enfermedad tan maldita como el cáncer. Recemos para que los neurólogos y científicos encuentren algún tipo de tratamiento para aunque sea detenga el avance. Un abrazo a todos los que transitan este dificil camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s