Bebamos de esta tasa

Foto publicada en la página 'The Emergency Medicine Doctor'.

Foto publicada en la página ‘The Emergency Medicine Doctor’.

MaldeAlzheimer arranca su temporada 2016 con este post inspirado en la foto que la página facebookeana The Emergency Doctor publicó a fines del año pasado. “Por favor no confundas tu búsqueda en Google con mi título de médico” pide la leyenda en inglés, que nuestro blog traduce en respuesta a quienes ya lo confundieron o lo confundirán con una suerte de consultorio online.

Relatar los sinsabores (por utilizar un término suave) con los profesionales que trataron a mi padre enfermo fue uno de los objetivos que me propuse cuando monté este espacio en marzo de 2005. Las anécdotas con galenos incompetentes, insensibles, a veces hostiles se habían acumulado desde el anuncio del diagnóstico en 2001.

Los episodios desagradables fueron tantos que mi madre y yo tuvimos la impresión de que probaban la existencia de una regla histórica. Por eso consideramos excepcionales a los médicos idóneos, atentos, contenedores -tres o cuatro en total- que también cruzamos en el camino.

Con el tiempo, también caímos en la cuenta de que la Ciencia -así, con C mayúscula- titubeaba a la hora de explicar y enfrentar el Alzheimer. Pasaron casi once años desde la muerte de mi padre, y sigo asistiendo a discusiones de especialistas sobre el porqué, el cómo y el hasta cuándo de ésa y otras enfermedades neurodegenerativas que provocan demencia.

Dicho todo esto, corresponde reconocer que la enfermedad sería todavía más despiadada en un mundo sin médicos ni investigadores. En ese mundo, pacientes y familiares no tendríamos siquiera la chance de cruzarnos con profesionales idóneos, atentos, contenedores.

En ese mundo no habría más que charlatanes. Entre ellos, aquéllos que proliferaron -y proliferan- al calor de las nuevas tecnologías, sobre todo de Internet.

Por eso, estimados lectores, distingamos entre la imprescindible consulta médica y las virtudes (limitadas) de la Web. Este discernimiento es clave para reducir el riesgo de confiarles a uno o varios impostores la salud física y mental de nuestros seres queridos.

Bebamos, entonces, de la tasa de The Emergency Doctor. Ojalá su leyenda irrumpa en nuestra memoria cada vez que Google u otro buscador nos abra la puerta de algún sitio con apariencia de consultorio.

—————————————————————————————————
Posts relacionados
 Porqué un weblog sobre el Mal de Alzheimer
 Conversar con el médico
 El silencio de los médicos
 Alberto Agrest, médico excepcional
 Los médicos también despersonalizan
 El síndrome House
 “No colabora”
 Más de lo mismo
 En el país de la incompetencia

9 pensamientos en “Bebamos de esta tasa

  1. Querida María; oportuna esta taza de amargo café al inicio de año.
    Cuando la desesperanza se hace una realidad cotidiana, el peligro y la tentación de caer en manos de charlatanes conspira contra la racionalidad de nuestras decisiones y todos los días amanecen pillos que con teorías pseudocientíficas tratan de lucrar con nosotros.
    Contar con el Médico adecuado es vital.
    Comparto al 100% con sus ideas. Entiendo son producto de la amarga experiencia.
    Gracias por compartirla.
    Jesús

  2. Gracias a usted por su comentario, Jesús.

    La verdad es que nunca deja de impresionarme la cantidad de gente que ingresa a MA en busca de consejos médicos. Sospecho que la gran mayoría de estos visitantes navega poco el blog. De lo contrario, estos lectores ocasionales sabrían que la recomendación de consultar con un profesional es la única respuesta a esa búsqueda.

    Confío en que el post que hoy inaugura el año editorial 2016 contribuya a evitar la tentación que Usted describe tan bien, y a alentar la búsqueda de un médico adecuado… en la vida real.

    De nuevo, muchas gracias por su intervención.

  3. Querida María, primero dejarte mi deseo de que tengas un buen año. Por mi parte la situación con mi madre de 90 años con demencia vascular a la que ya se agregó el alzheimer es cada vez peor.
    Mi hermano vino a Jujuy para año nuevo, le pedí que la lleváramos a un geriátrico aquí o en Buenos Aires porque mi salud con la esclerosis múltiple no da más. Hablando de médicos me dijo que la iba a llevar a la neuróloga y que lo acompañe mi hijo porque yo pongo nerviosa a mamá. La neuróloga le dijo que “estaba preservada y que si la llevábamos a un geriátrico viviría pocas semanas”. Mi hermano se tomó de ello para decidir dejar las cosas como estaban y regresar a Bs As, entonces me vi en la situación de buscar certificado médico de mi discapacidad y decirle que él tome las decisiones y se haga cargo. Si yo hubiese estado con la médica le habría pedido que me deje por escrito y firmado que iba a morir en unas semanas. Actualmente me alejé de la situación porque mi salud está bastante mal, curso una infección por la cual me están poniendo el más fuerte de los antibióticos (si esto no funciona no hay más que hacer).
    Es doloroso, los médicos no ponen en la balanza quien es la persona más perjudicada y mi hermano solo le hace caso a ellos.
    Perdón por la extensión de mi mensaje. Mis cariños
    Fanny

  4. Sólo los buenos médicos recuerdan que el paciente es una persona en general inmersa en cierto contexto familiar. Por eso es tan importante (también tan difícil) encontrarlos.
    Gracias por tus buenos deseos, Fanny. Que 2016 te traiga fuerza y serenidad para enfrentar tu enfermedad, la de tu mamá y el desencuentro con tu hermano. Cuidate mucho.

  5. Hola María y seguidores de la página:
    Ante todo les deseo un hermoso año, lleno de fuerzas y sabiduría para encarar las situaciones difíciles con valentía y con muchos,pero muchos momentos felices.

    Con respecto a lo que dices de los médicos,me parece que no están capacitados para atender estos pacientes,pero hay quienes te dicen directamente “que no saben” y los hay de los otros que te hacen creer que saben por el mero hecho económico.
    Un abrazo
    Inés

  6. Hola Marìa, que hayas tenido un buen comienzo de año!

    Respecto a tu post te doy mi opiniòn.
    Para mi fueron imprescindibles las diferentes consulta mèdicas y tambièn las virtudes (limitadas) de la web🙂 Lo importante es poder distinguir lo importate de lo perisfèrico, tomar todo lo que suma y dejar de lado lo que resta.
    Cada uno de nosotros sabe su situaciòn personal y tambièn la del familiar que tiene a su cuidado. Como casi no existen los “mèdicos de familia” somos los cuidadores y los pacientes atendidos como compartimentos estancos por distintos profesionales y son muy raras las veces que algùn mèdico se digna levantar el telèfono para hablar con otro profesional y aconsejar en conjunto.

    Por eso, y por todo lo que no digo es que considero la taza puro marketing para lucir en algunos escritorios de algunos consultorios.

  7. Inés, Diana, muchas gracias por los buenos deseos. Buen 2016 para ustedes también.🙂

    Sin dudas, cuesta mucho encontrar médicos debidamente capacitados y comprometidos con el paciente. Escribo esto y se me viene a la cabeza la metáfora trillada de la aguja en el pajar.

    Dicho esto, no creo que Internet pueda reemplazar la consulta médica cara a cara. Ésa es la idea central del post.

    Por supuesto estoy convencida de que, bien empleada, la Web ofrece información útil además de cierta contención (si no pensara así, no llevaría adelante este blog). Pero me parece arriesgado buscar asesoramiento -sobre todo farmacológico- en un blog o sitio web. En el peor de los casos, podemos demandar por mala praxis a los médicos de carne y hueso. Esto, en cambio, se complica con el autor o administrador de un espacio online.

    Un abrazo para ambas.

  8. Los medicos, por su experiencia, ya saben que no hay nada que hacer frente a esta maldita enfermedad que sigue avanzando pese a la medicacion dando la sensacion de que los medicamentos no tienen ningun beneficio ni para el paciente ni para el cuidador. Es una sensaci{on de impotencia que no saben transmitir y lamentablemente no dicen la verdad. Cuando a mi padre lo interne con neumonia por ultima vez una doctora me dijo que el domingo le daban el alta (el alta fue en el cielo). Todavia no puedo comprender por qué me dijo semejante mentira cuando yo estaba viendo con mis propios ojos que se estaba muriendo. Me parece que la mentira genera violencia y tienen que ir siempre con la verdad aunque sea triste.

  9. ¡¡ MUY BUEN AÑO MARÍA Y PARA TUS SEGUIDORES!! entre los cuales me incluyo.
    Todos los comentarios tienen razón y traducen sus vivencias particulares y en cada una de ellas nos vemos reflejadas/os. En estos 15 años en el tema, he llegado a la conclusión de que les molesta de que estemos INFORMADOS de Alzheimer o de cualquier otra enfermedad. Al estar INFORMADOS, sabemos qué preguntar, sabemos contar lo qué hemos observado en nuestros familiares y que a ese profesional le va a servir para redondear su diagnóstico;. ¡Es un diálogo qué entiendo que NO les gusta! Pasé 12 años con Alzheimer en casa y te entiendo perfectamente lo que pasaste..Apliqué RESILIENCIA y lo.sigo haciendo
    Lo qué pasa por aquí es que hay mucha desinformación de estos “profesionales” . Me informaron que a una Sra. le dijeron que tenía un Alzheimer ” BUENO”??!!
    Estemos dónde estemos. sigamos INFORMADOS, CONCIENTIZADOS y RESPONZABIILIZADOS, ante Alzheimer y……. “molestando” .
    Un abrazo. ANA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s