El avance del Alzheimer según una anécdota monárquica

En poco más de sesenta años, se quintuplicó la cantidad de británicos centenarios que reciben el saludo de la Reina Isabel.

En poco más de sesenta años, se quintuplicó la cantidad de súbditos centenarios que reciben los buenos deseos de la Reina Isabel. ¿Cuántos comprenderán el saludo?

A principios de enero, The Independent se preguntó si 2016 será un año bisagra “en la búsqueda de un tratamiento efectivo” contra la demencia. A través de este artículo de Jeremy Laurance, el diario británico reconoció un presente adverso, signado por proyecciones que auguran un aumento preocupante de la cantidad de enfermos (“de los 44 millones calculados hoy se pasará a 76 millones en 2030 y a 135 millones en 2050”) y por el avance lento de la investigación científica.

Tras recordar la existencia de informes sobre tasas de éxito/fracaso bastante desalentadoras, el periódico invita a depositar esperanzas en tres promesas farmacológicas: los ensayos de Eli Lilly con la droga solanezumab, los ensayos de Biogen con aducanumab y los ensayos destinados a encontrar, ya no una droga única, sino un cóctel inspirado en aquéllos diseñados contra el sida y algunos tipos de cáncer.

The Independent también apuesta a un cuarto horizonte que asoma más allá de los cielos farmacológicos, y que emerge de los resultados positivos derivados de un estudio realizado en 2009 en Finlandia.  Se trata de la estrategia clínica (y comunicacional) que consiste en combatir los factores de riesgo: mala alimentación, escaso sueño/descanso, sedentarismo, limitada vida social/recreativa.

El texto de Laurance arranca con una anécdota tan simpática como reveladora: a principios de 2016 Isabel II envió tarjetas de felicitaciones a unos quince mil súbditos que cumplieron cien años en 2015. Cuando empezó a reinar en 1952, fueron menos de tres mil los destinatarios del mismo mensaje celebratorio.

La estadística epistolar ilustra el aumento de la expectativa de vida de la población británica en poco más de sesenta años. Si en ese tiempo la cantidad de súbditos centenarios se quintuplicó, vale imaginar un incremento aún mayor en las franjas etarias de 60 a 70, 70 a 80, 80 a 90 años.

“El envejecimiento es causa indiscutible del Alzheimer” suelen afirmar los médicos especialistas antes de reconocer las limitaciones científicas a la hora de explicar y tratar esta primerísima enfermedad generadora de demencia. Si fuera posible, sería interesante conocer cómo varió (si es que varió) la proporción de ancianos lúcidos que Su Majestad saludó en 1952 y, mucho después, a principios de 2016.

—————————————————————————————————
Posts relacionados
 Baches en la investigación sobre demencia, según informe oficial británico
 Ensayos clínicos anti-Alzheimer. Tasa del fracaso en los Estados Unidos
 Por un cóctel personalizado
 El Reino Unido investiga las demencias más allá de lo que ocurre en el cerebro
 Mes/Día Mundial del Alzheimer. Nueva consigna ¿bomba?
 Cuidado con Eli Lilly
 Solanezumab, otra estrella fugaz
 La OMS discutió sobre demencia(s) con mentalidad empresaria
 Presentaron en la Ciudad de Buenos Aires el Programa Nacional de Alzheimer
 Programa Nacional de Alzheimer. Entrevista a Patricio Pérez Leguizamón y a Diego Castro

3 pensamientos en “El avance del Alzheimer según una anécdota monárquica

  1. Es un tema que me preocupa mucho porque la vejez con alzheimer avanzado en mi humilde criterio y aceptando todas las voces en contra no es “vivir”, sino “durar” y en un estado muy lamentable donde se van atacando y hasta curando las otras enfermedades como quebraduras, infecciones, dolencias cardìacas, etc.etc. pero del Alzheimer no hay vuelta atràs ni apenas una mejorìa y nuestros familiares van y vienen de internación en internación sin poder hacerse ni entender y sòlo mirando con sus ojos como pidiendo “clemencia”
    Sé que soy cruda pero este tema va y viene en mi cabeza continuamente y como Maria me pregunto ¿Cuàntos ancianos lùcidos se habràn enterado del saludo de la Reina en el 2016?

  2. Estimada Diana,
    Tu descripción de la vejez con Alzheimer me hizo acordar a la experiencia con mi papá. Reviví la desazón que me provocaban la mirada de clemencia que mencionás y mis propias reflexiones sobre la enorme diferencia entre vivir y durar.
    Te mando un abrazo.

  3. Querida Maria Bertoni, te sigo en esta lucha.Y en verdad, la única forma de que los gobernantes se den cuenta de ocuparse del tema es que a algún familiar muy querido o a ellos le ataque la enfermedad, que es peor que el Dengue. En Misiones desde el IPS con la Dirección de la Rama Pasiva a cargo de la sra. Maria Lucia Giacani ,seguimos trabajando la Dra.Mirta Clara Soria Medica Geriatría y Gerontologa y yo Trabajadora Social Gerontologa, que hace ya tiempo venimos estudiando y trabajando por el logro de una mejor calidad de vida para nuestra gente grande en la Pcia de Misiones. Adelante avancemos. Lic.Julia Norma Catalano Esp.en Gerontologia y coordinadora Gerontologica del IPSMisiones

    Date: Sat, 13 Feb 2016 21:13:10 +0000 To: catalanojnorma@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s