Dos miradas sobre la hipótesis amiloidea

El lunes pasado MedPage Today publicó (aquí) la opinión de dos médicos sobre la relación entre Alzheimer y placa amiloide. Sin recurrir al lenguaje pugilístico que The Wall Street Journal utilizó en junio pasado, el sitio estadounidense presentó a Rachelle Doody, directora del Centro Alzheimer en el Baylor College of Medicine, y a Karl Herrup, profesor en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong, como a voceros de “estrategias distintas” a la hora de buscar una terapia efectiva contra el olvido patológico. Para la primera, la clave está en la profundización de la hipótesis amiloidea; para el segundo es necesario mirar más allá, en busca de otros objetivos de investigación.

Pensando en los lectores interesados, este blog tradujo las intervenciones, ambas filmadas. La de Doody dura un minuto y trece segundos; la de Herrup, dos minutos y seis segundos.

Sigue leyendo

Solanezumab, otra estrella fugaz

El sueño de la droga capaz de atacar directamente al Alzheimer, no sólo sus síntomas.

Cuesta poco imaginar el éxito comercial que provocaría una droga anti-Alzheimer realmente contundente, es decir, capaz de atacar la enfermedad ‘per se’, no sólo los síntomas.

El lunes pasado, mientras la prensa anglosajona seguía haciéndose eco de la ya finalizada conferencia que la Alzheimer’s Association organizó en Washington, el médico Francis Perry Wilson cuestionó la buena nueva que suponen los hallazgos de Eli Lilly sobre su droga solanezumab. Este médico e investigador de la Universidad de Yale recurrió a Medpage Today y a su propio blog para cuestionar las observaciones y conclusiones que investigadores del mencionado laboratorio publicaron en la edición de junio de Alzheimer’s and Dementia, diario de la misma institución que organizó el encuentro internacional en la capital de Estados Unidos.

Antes de seguir, corresponde traducir las dos grandes consignas que este nefrólogo eligió para definir su actividad blogger: “Una mirada escéptica, pero no cínica, sobre las noticias médicas de hoy” y “Mi misión es hacer que las bioestadísticas sean -digamos un 2%- menos aburridas”.

Tanto en el post que escribió para su espacio The Methods Man como en el video que grabó para Medpage Today, Wilson desmiente los titulares periodísticos que sugieren que la solanezumab consigue lo que ninguna otra droga: atacar el Alzheimer directamente, no sólo sus síntomas. En apenas cinco párrafos, el médico explica de qué manera los investigadores de Eli Lilly realizaron dos grandes ensayos en pacientes con Alzheimer incipiente y en pacientes con Alzheimer moderado.

De manera todavía más sintética, podría decirse que los científicos fueron alterando levemente las variables de la segunda prueba en función de los resultados obtenidos en la primera. Estos -ligerísimos- retoques contribuyeron al alumbramiento del paper publicado en el diario de la Alzheimer’s Association y a la fabricación de la buena nueva anunciada en la AAIC 2015 y a los medios: el anti-betaamiloide estaría en condiciones de desalentar un 34% el avance del olvido patológico, eso sí, no en todos los pacientes sino en aquéllos que transitan la fase temprana de la enfermedad.

Sigue leyendo

Alzheimer en la piel

La piel: lugar donde se encuentra la memoria cuando huye de las garras del General Olvido.

La piel: lugar donde se esconde la memoria cuando escapa de las garras del General Olvido.

Cuesta poco imaginar al Alzheimer como a un militar despiadado que invade el cerebro de sus víctimas con la intención de someterlas al despotismo más humillante. De esta metáfora surge la personificación de la memoria en tanto integrante fundamental del gobierno depuesto, que huye de las garras del tirano y busca sobrevivir en algún escondite. También asoma la ilusión de la piel devenida en refugio mejor camuflado.

Este blog se refirió al menos una, dos veces a la memoria epidérmica de nuestros seres queridos enfermos. Les resultamos desconocidos cuando nos miran y les hablamos, pero los abrazos y las caricias les (nos) restauran la sensación tibia de familiaridad que parecía perdida para siempre.

“La memoria en la piel” habría sido un buen título para ese amague literario que nunca superó la instancia de borrador, en parte porque la lucha contra el General Olvido exige la redacción de piezas más bien informativas y/o reflexivas. Hoy queda oficialmente descartado porque -venimos a enterarnos ahora- existe la posibilidad de que el Alzheimer también frecuente la piel de los enfermos.

Sigue leyendo