El adiós reconciliador

Pintura de Shannah Bruschi. Clic en la imagen para ampliarla.

Pintura de Shannah Bruschi. Clic en la imagen para ampliarla.

Hoy cuento diez años desde el fallecimiento de mi papá. No quiero entristecerme ni entristecer a nadie. En cambio sí quiero escribir, acaso a modo de consuelo, que la Parca -a diferencia del Alzheimer- fue piadosa con él.  No le provocó ningún tipo de sufrimiento: ni mental, ni anímico, ni físico.

Después de otra internación sin sentido (la última de tantas), los médicos suspendieron el tratamiento farmacológico y recomendaron trasladarlo a su lugar de residencia. Indicaron la colocación de una vía endovenosa para garantizar la hidratación y nos adelantaron que “el paciente” iría “apagándose de a poco” (ay, los médicos y esa costumbre de equiparar el ser humano a una máquina…).

Sigue leyendo

¡Dominio recuperado!

“¡Recuperamos el dominio propio y argentinooo!” Así, con una exclamación de alegría que prolonga el sonido de la letra final, comparto la buena nueva con los lectores que recuerden, en el marco del noveno aniversario del blog, el anuncio de la pérdida de la dirección original (www.maldealzheimer.com.ar) a manos de un compatriota desconocido con intenciones miserables. De hecho, el sujeto en cuestión terminó pidiéndome dinero a cambio de la devolución del dominio, cosa que sonaba más a exigencia de pago por un rescate que a negociación. Por eso mismo me negué a buscar un ‘acuerdo económico’.

Clic para ampliar.

Clic en la imagen para ampliarla.

La captura de la factura que ilustra este post prueba el pago legítimo a Nic Argentina por un dominio que siempre consideré exclusivo de MaldeAlzheimer, pues este blog nació -y se hospedó durante sus primeros cinco años de vida- en esa dirección virtual. Si bien hoy se encuentra inhabitada -o dicho de manera más precisa, remite a una página en blanco- esta URL (como se dice en la jerga) vuelve a ser de nuestra propiedad: podemos volver a mudarnos cuando queramos.

Sigue leyendo

Alzheimer en la lengua

George Bush y Ronald Reagan, objetos de estudio de la Universidad de Arizona.

George Bush y Ronald Reagan, objetos de estudio de la Universidad de Arizona.

Los primeros síntomas de Alzheimer incipiente en el habla… Éste es el foco de interés para los investigadores de la Universidad de Arizona que a fines de marzo publicaron sus observaciones en el Journal of Alzheimer’s Disease (o Diario de la Enfermedad de Alzheimer en castellano). Difícilmente los legos en la materia nos habríamos enterado de la existencia de este trabajo si Visar Berisha, Shuai Wang, Amy LaCross y Julie Liss hubieran analizado los discursos de personas desconocidas, y no aquéllos de Ronald Reagan y George Bush padre mientras ejercieron la Presidencia de los Estados Unidos.

Sólo parte de la prensa norteamericana se hizo eco del artículo cuya síntesis se encuentra disponible en el sitio web del JAD. Los medios en cuestión aclararon que el principal motor del estudio fue, antes que la figura de Reagan, la oportunidad de probar nuevas tecnologías de análisis del discurso (de hecho para esta ocasión se utilizó un algoritmo específico).

En otras palabras, los científicos no eligieron a este paciente por su rol histórico sino porque fue un enfermo con diagnóstico firme y con un suculento historial de discursos transcriptos. Por otra parte, se lo comparó con Bush Sr. sólo porque ambos tenían casi la misma edad cuando iniciaron sus respectivos mandatos y porque gobernaron el país durante un lapso de tiempo similar.

A Reagan le diagnosticaron Alzheimer en 1994, y sin embargo Berisha y equipo encontraron cambios sutiles en los patrones del habla mientras ejerció la Presidencia de la Nación entre 1981 y 1989. Estas alteraciones -repetición de vocablos, disminución del uso de palabras únicas, sustitución de sustantivos precisos por sustantivos generales (“cosa” por ejemplo)- podrían ser manifestaciones tempranas de la enfermedad. La hipótesis parece encontrar sustento en la comparación con los discursos de Bush padre, que no presentaron variaciones de ese tipo.

Sigue leyendo

Plan anti-Alzheimer en Argentina. Atención al Senado de la Nación

¿Cuándo veremos a nuestros senadores tratar un Plan Nacional anti-Alzheimer?

¿Cuándo veremos a nuestros senadores tratar un Plan Nacional anti-Alzheimer?

La reciente inauguración de las sesiones ordinarias en nuestro Congreso de la Nación renueva la atención que este blog le presta a la trayectoria de los proyectos de un Plan Nacional anti-Alzheimer, que la Cámara de Diputados sancionó en diciembre pasado y que la Cámara de Senadores debería tratar -y aprobar- para que la Argentina extienda la lista de 19 países que ya cuentan con un plan de lucha estatal contra el olvido patológico y demás demencias.  Las esperanzas que algunos familiares de enfermos sentimos a fines de 2014 menguan ante los resultados que arroja el buscador de proyectos del sitio web del Senado. Por el mismo motivo, crece la convicción de que es necesario presionar a nuestro Poder Legislativo para que avance más allá de las buenas intenciones de algunos de sus integrantes.

Por alguna razón que conocerán quienes configuraron el mencionado buscador y/o quienes cargan la información correspondiente, cuando precisamos dos variables de la aplicación, es decir, cuando buscamos proyectos 1) en torno al Alzheimer y 2) provenientes de la Cámara de Diputados, aparece uno solo de los cuatro proyectos sancionados a mediados de diciembre.

Tal como muestra la captura que figura a continuación, está registrada la propuesta de Plan anti-Alzheimer a nombre de Eduardo De Pedro (una de las que obtuvieron media sanción el año pasado). También, un viejo proyecto de 2007 que establecía la “prevención, tratamiento e inclusión familiar y social de personas afectadas por el mal de Alzheimer y otras demencias o trastornos cognitivos”, y que caducó en febrero de 2010.
Sigue leyendo