La hipótesis amiloidea, en un ring de box… o artífice de una grieta

Algunos científicos recomiendan colgar los guantes de la hipótesis amiloidea.

Para algunos investigadores, es hora de colgar los guantes de la hipótesis amiloidea.

“Amiloide y Alzheimer. Segundo round“. Así títuló The Wall Street Journal la carta que Vincent Marchesi escribió ayer en respuesta a la carta de Rudy Castellani y George Perry, que a su vez contestaron un artículo sobre las falsas esperanzas que genera la búsqueda de una cura para la enfermedad del olvido. La publicación en serie de estos textos, el hecho de que sus autores sean especialistas renombrados, el eje de la discusión, las características del diario que la propicia alimentan dos obsesiones de este blog: aquélla sobre la irrupción del olvido patológico en un segmento mediático antes impensable; aquélla atenta a la aparición de una pequeña rajadura en el paradigma científico que hace décadas privilegia la hipótesis amiloidea.

Recurramos al orden cronológico para ubicarnos mejor… El lunes 8 de junio, el WSJ publica el artículo de opinión donde David Shenk (consejero senior de la fundación Cure Alzheimer) y Rudy Tanzi (miembro del Directorio de la misma asociación y profesor de Neurología en la Facultad de Medicina de Harvard) advierten sobre las noticias periodísticas que anuncian terapias milagrosas para el Alzheimer y recuerdan -porque evidentemente hace falta- que sólo la ciencia encontrará la cura.

El martes 16, el periódico publica en la sección Carta de Lectores la misiva donde Castellani (profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland) y Perry (profesor del College de Ciencias de la Universidad de Texas en San Antonio) señalan los fracasos de las drogas elaboradas en el marco de la hipótesis amiloidea y (se) preguntan si no es tiempo de empezar a abandonarla. “Deberíamos obtener mejores resultados en la batalla contra el Alzheimer” es el título.

Ayer viernes 26 apareció en la misma sección la carta donde Marchesi -profesor de la Facultad de Medicina de Yale– reconoce los mencionados fracasos pero asegura que éstos no son motivo suficiente para descartar la apuesta a las investigaciones que se concentran en la acumulación de placa amiloidea. Al contrario, sostiene este otro lector, queda mucho por estudiar en esa área.

Sigue leyendo

Congreso sobre Alzheimer en Buenos Aires

Clic en la imagen para ampliar.

Clic en la imagen para ampliar el afiche oficial del evento.

El próximo jueves tendrá lugar en la Ciudad de Buenos Aires el XVIII Congreso Argentino de la Enfermedad de Alzheimer y Otros Trastornos Cognitivos. El evento se extenderá de 9 a 19 horas en el Salón del Consejo de la Facultad de Medicina de la UBA. Expondrán una veintena de disertantes, entre ellos el neurólogo Raúl Arizaga (entrevistado por MA en septiembre de 2012), que abordará junto con la Dra. Sandra Germani las “nuevas perspectivas para las demencias en Argentina”.

La asociación Alzheimer Argentina publicó el viernes pasado el programa completo de este encuentro que auspicia la mencionada Facultad porteña a través de su Centro de Neuropsiquiatría y Neurología de la Conducta y de su Programa Nacional de Datos, Docencia e Investigación en Alzheimer y otros Trastornos Cognitivos (Pronadial). Si bien todas las exposiciones están destinadas a especialistas, algunas pueden interesar a familiares y amigos de enfermos con inquietudes y/o conocimientos académicos/científicos.

Destacamos en este sentido la invitación del Dr. Miguel Ruidavets a reconsiderar el mal llamado “Alzheimer asintomático” entre las 10 y las 10.30, la disertación “Estudio de marcadores genéticos para la Enfermedad de Alzheimer en la población argentina” a cargo de la Dra. Carolina Dalmasso (de 11.45 a 12.45), las novedades en el diagnóstico temprano que el Dr. Ricardo Allegri (mencionado al menos una, dos, tres, cuatro veces en este blog) presentará entre las 15.30 y las 16, y las controversias en las estimulaciones cognitivas que la Lic. Dolores Barreto abordará de 18.30 a 19.

Los interesados en obtener más información pueden hacerlo por teléfono al (011) 4555-6794, por correo electrónico a info@alzheimer.org.ar o a través de Facebook.

——————————————————————————————————
Posts relacionados
 Entrevista a Raúl Arizaga, neurólogo especialista en Alzheimer
 Tecnología y difusión, doble golpe anti-Alzheimer
 Detección temprana. ¿Para qué?
 Reserva cognitiva, ¿parte del problema?
 El otro soy yo
 El VI Congreso Iberoamericano de Alzheimer, y un programa con gratas sorpresas

Alzheimer precoz en Antioquia. Entretelones de un estudio científico millonario

– ¿Qué pasa si no consiguen las 300 personas en diciembre de este año?
– Yo no sé qué va a pasar. Si no logramos vincular las 300, es posible que el patrocinador diga: “paramos el estudio, no voy a perder más dinero”. O puede que diga: “si hay 200 personas, vale la pena continuar”.

Francisco Lopera Restrepo. Detalle de foto publicada en la revista Cromos.

Francisco Lopera Restrepo. Detalle de foto publicada en la revista Cromos.

La respuesta de Francisco Lopera Restrepo a la revista Cromos nos aclara los tantos a quienes creímos ser víctimas de otro déja vu mediático cuando días atrás leímos “300 personas en Antioquia probarán el medicamento para prevenir el Alzheimer”. A simple vista, la noticia alojada en Minuto 30 sonó a reedición de anuncios similares publicados a mediados de 2012 (éste y éste por ejemplo). Gracias a la entrevista de Jairo Dueñas al coordinador del Grupo de Neurociencias de la Universidad de Antioquia, ahora comprendemos la intención promocional de aquel título del 20 de mayo, así como de este completo informe que The Wall Street Journal publicó casi un mes antes.

La lectura del extenso reportaje realizado en marzo pasado es altamente recomendable por varios motivos. Hoy, este blog elige concentrarse en las declaraciones sobre el estudio millonario destinado a evaluar la eficacia de una droga concebida, no para curar el mal de Alzheimer, sino para impedir su aparición.

Sigue leyendo

Anteojeras amiloideas

La investigación sobre Alzheimer tendrá más chance de avanzar cuando los científicos decidan quitarse las anteojeras amiloides.

La investigación sobre Alzheimer tendrá más chance de avanzar cuando los científicos decidan quitarse las anteojeras amiloides.

El National Advisory Council on Aging de los Estados Unidos (Consejo Nacional de Asesoramiento sobre Tercera Edad que responde al Departamento de Salud de ese país) tratará entre el martes y miércoles próximos las recomendaciones que los Institutos Nacionales de la Salud (National Institutes of Health en inglés) presentaron a principio de mayo con la intención de ajustar el rumbo de la investigación científica en torno al Alzheimer. Las sugerencias fueron elaboradas en el transcurso de una cumbre que tuvo lugar el 9 y 10 de febrero pasado en Bethesda, Maryland, y cuyo título incluyó el adelanto “Pistas hacia el tratamiento y la prevención“.

Impresiona un poco que a esta altura del partido una entidad como los NIH (siglas acordes al idioma original) se refiera a la necesidad de precisar el rumbo y utilice el sustantivo pistas. Otra vez, los familiares de personas con Alzheimer sentimos que la academia, los laboratorios, los Estados siguen sin comprender el olvido patológico de manera cabal y por lo tanto sin saber combatirlo, detenerlo, eventualmente revertirlo o curarlo.

Las recomendaciones se dividen en seis “sesiones”, cuyos títulos traducidos figuran a continuación: 1) Investigación interdisciplinaria para entender la etiología heterogénea y multifactorial de la enfermedad; 2) Transformando el desarrollo de terapias anti-Alzheimer: desde las metas hasta los ensayos; 3) Nuevas estrategias de prevención; 4) Mejorando el monitoreo, la evaluación y el cuidado del enfermo; 5) Empoderando pacientes y comprometiendo ciudadanos; 6) Alentando la conformación de sociedades a favor de una innovación abierta.

Sigue leyendo