10 pensamientos en “Hasta la cura

  1. Hata la Cura ..!! Maria !! Dios quiera llegue algun dia !! es todo muy desgastante, llevo tantos años como tu blog peleando dia a dia este monstruo silencioso..un abrazo y Gracias pòr tu aporte , soporte y ayuda..!!

  2. María, antes que nada gracias por todo el empeño que pusiste, gracias por acompañarme y een cierta forma cobijarme. Gracias por tratar la enfermedad desde todos los ángulos posibles. Yo particularmente estoy en un momento difícil de duelo donde aún me persiguen los fantasmas, pero esa es mi historia no la tuya. Vos ya hiciste todo lo posible: contenernos, informarnos lo que iba pasando en investigación en el mundo, intentar hacer contacto con legisladores…
    Yo creo que es es tu tiempo de vivir en presente, porque dejaste mucho de vos en este derrotero. No solo recalco el título que dejas “hasta la cura”, sino que creo que vos ya estás curada de tanto dolor y esfuerzo.
    Mi beso cariñoso
    Fanny

  3. Estimada Ruth, Gracias a vos por tus palabras.
    Estoy segura de que la ciencia encontrará -no sé si la cura- pero al menos un método para combatir el Alzheimer de manera eficaz. Creo que los avances conseguidos en la lucha contra el sida sientan un buen precedente en este sentido.
    Cuando llegue ese momento, volveremos a intercambiar mensajes, esta vez, para celebrar y cantarle victoria al monstruo silencioso. Hasta entonces.😉

  4. Ay, Fanny… Me emocionó mucho tu comentario, primero porque te reencuentro en este espacio, segundo por lo que decís. Para mí ha sido -es- ejemplar tu lucha contra la adversidad, una lucha que va más allá de la enfermedad que padeció tu mamá. Por otra parte, he valorado cada una de tus intervenciones en MA.
    Por todo esto, muchas gracias. Te mando un abrazo lo suficientemente grande y fuerte como para protegerte de los fantasmas que te acechan y que, seguro, sabrás espantar. Cuidate mucho.

  5. Maria, no sin pesar esperaré tus post pero has tenido bien en claro que cuando no hay nada nuevo para comentar es mejor esperar a que algo ocurra para no dar vueltas con temas manidos. Nuevamente debo agradecerte este espacio y tu dedicaciòn continua que fue es y será de mucha utilidad y donde siempre me he sentido acompañada. HASTA LA CURA! 🙂

  6. ¡Hasta la cura, mi querida Diana!
    Si los cálculos no me fallan, sos la lectora que más tiempo ha acompañado este blog. Por si esto fuera poco, también has enriquecido muchos posts con tus comentarios.
    Por consiguiente soy yo la agradecida, en este caso, por tanta constancia y por esas intervenciones pertinentes y contenedoras. Te mando un abrazo grande.

  7. Querida María:
    Has cumplido una noble tarea.Fue Dios quien te eligió para esta misión así que ha prepararse para ver cuál otra te está esperando para seguir ayudando a más hermanos ,como el buen samaritano,porque de eso se trata el paso por esta vida dar mucho amor a través del servicio desinteresado a nuestros hermanos compañeros de camino.

    Fue maravilloso,a pesar del sufrimiento que llevamos a cuesta los cuidadores,poder compartir contigo y con otros lectores de este blog nuestras experiencias que sin duda lo hacíamos para que se alivie nuestra mochila,para hacer catarsis, por eso digo “maravilloso”.

    Por el tiempo dedicado, por el esfuerzo ,por la profesionalidad con que tratabas los temas,me pongo de pie para brindarte un aplauso interminable y,decirte muchísimas gracias y darte un gran abrazo desde el corazón y con el alma.

    Inés

  8. Estimada Inés,
    Tus palabras son muy generosas. Muchas gracias.
    Seguiremos en contacto a través de otros medios. Esta comunidad en comunión no se diluye así nomás.
    Un abrazo grande, y gracias de nuevo.

  9. Gracias María, por todos tus comentarios y palabras. Soy relativamente nueva en transitar este dificil y triste camino. Mi mamá hace un año que está internada en una institución privada, ya que los de Pami son deprimentes. Así que con muchos esfuerzos económicos, pude internarla en un lugar relativamente lindo. La visito todos los días después del trabajo. Ella espera mi visita y me recibe como si pareciera que no me ve hace mucho tiempo. Me besa, me acaricia, me dice que me extraña. Muchas veces la abrazo y me pongo a llorar. Estoy sola en ésto, ya que soy única hija. Rezo para que pronto se encuentre algo, aunque sea una medicación que frene la enfermedad, pero algo al fin. También me azota la preocupación y el miedo a envejecer y heredar la enfermedad, creo que es el miedo de todos los que tenemos un familiar muy cercano. Bueno, esperemos el milagro, porque creo que sería un milagro que en un mañana no muy lejano, recibamos la noticia que todos esperamos. La cura, como lo decís vos. Roguemos para que eso se haga realidad. Te mando un abrazo grande, y gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s