El ‘yogur de la memoria’ llega a la Argentina, con algunos reparos a cuestas

La comercialización de Souvenaid en nuestro país parece haber comenzado en mayo de este año.

Aunque aprobada en enero de 2013, la comercialización de Souvenaid en nuestro país parece haber arrancado recién en mayo pasado.

El sitio Food News replicó antes de ayer la gacetilla de prensa que anuncia el desembarco de Souvenaid en la Argentina, y que otros medios especializados (éste por ejemplo) difundieron dos semanas antes. El texto en cuestión sostiene que este “alimento clínicamente comprobado en mejorar la memoria en pacientes con Alzheimer leve (…) tiene un alto perfil de seguridad y una adherencia del 90% (…) y puede ser utilizado como complemento del tratamiento farmacológico para tratar la enfermedad en su estadio inicial”. Tras aclarar que el producto “no compite con vitaminas ni con medicación”, el escrito recomienda tomarlo “bajo supervisión médica”.

En agosto de 2012, la Federación Bioquímica de la Provincia de Buenos Aires ya había informado (aquí) sobre este “suplemento dietario” que científicos del Massachusetts Institute of Technology de los Estados Unidos elaboraron en forma conjunta con especialistas europeos. Richard Wurtman se llama el profesor emérito de Ciencias del Cerebro y Cognitivas del MIT que inventó la mezcla de nutrientes capaces de promover nuevas conexiones entre células cerebrales y, de esta manera, resistir el avance del olvido patológico.

La fórmula de Wurtman terminó en manos de Nutricia, “compañía de nutrición médica” que ahora desarrolla y comercializa Souvenaid. En este punto cabe aclarar que la mencionada empresa forma parte del Grupo Danone, multinacional aquí conocida por sus yogures y postres de origen lacteo.

Para los legos en la materia, la base científica de esta solución bebible se diluye un poco en la mencionada intersección con el rubro alimenticio, aún cuando -al menos en nuestro país- el “yogur de la memoria” sólo se venda en farmacias. Dicho sea de paso, sus dos versiones se encuentran registradas desde enero de este año en la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT): éste es el comprobante de la de sabor a frutilla; éste, el de la de sabor a vainilla.

El nuevo producto provocó cierta resistencia en otros países donde desembarcó con anterioridad. En mayo pasado, por ejemplo, un profesor adjunto de la Facultad de Salud Pública de la universidad australiana de La Trobe calificó de “modesta” la investigación previa a la fabricación de Souvenaid y cuestionó su sustento clínico. El académico -Ken Harvey es su nombre- advirtió además que la novedad de Nutricia no figuraba en el Registro Nacional de Productos Terapéuticos y que encima carecía de autorización para ser promocionada como tratamiento para una enfermedad grave. En cambio sí aparecía como “alimento con propósito médico específico” en el Código de Estándares de Comida de Australia y Nueva Zelanda.

Medical Observer, The Conversation, The Age National y Neurology Update son algunos de los medios que difundieron las observaciones de Harvey. Nutricia de Australia, por su parte, se limitó a responder que no transgredió ninguna norma.

Meses antes, en enero de 2013, Alzheimer Scotland publicó este comunicado en respuesta al desembarco de Souvenaid en Escocia. Si bien se pronunció a favor de un producto que “mejora ligeramente” la memoria de las personas con un Alzheimer incipiente, la asociación señaló que el suplemento dietario “no ayuda con los demás problemas que la enfermedad provoca a diario”. Por otro parte, la institución sostuvo que “la pretendida efectividad de Souvenaid debería ser probada de manera rigurosa como sucede con otros tratamientos autorizados por el Ministerio de Salud del Reino Unido” (NHS por sus siglas en inglés). “Si obtiene esta validación, debería ser prescripto por orden médica”, agregaron los voceros de la entidad escocesa.

Algo parecido dijo la Alzheimer’s Society de Inglaterra. Según el sitio C+D, la ONG argumentó que no existe evidencia de que Souvenaid intervenga en otros aspectos del pensamiento o de la vida cotidiana del paciente, y que el producto “es mucho menos efectivo que las drogas disponibles para tratar la demencia incipiente”.

Según este informe de 2011 que el laboratorio Bagó publicó en su sitio web, “es necesaria la realización de más investigaciones” para evaluar el verdadero alcance del yogur de la memoria. “La interpretación de las pruebas disponibles -advierten los autores del documento- se ve limitada por la existencia de un solo estudio para cada intervención, por el número de pacientes incluidos, por el corto período de seguimiento y por la falta de comparaciones con otros tratamientos aprobados”.

Tal vez por esta razón, Souvenaid aún no se comercializa en USA. Por lo pronto, el sitio promocional estadounidense explica en un recuadro de su home que actualmente están llevándose a cabo pruebas clínicas en Europa y en los EE.UU. En enero pasado, la periodista Pamela Fayerman auguró en su blog alojado en el diario canadiense Vancouver Sun que “los norteamericanos deberán esperar hasta 2014 para acceder al producto, un poco más tarde de lo previsto”.

En efecto, la misma periodista había anticipado en este post de julio de 2012 que Souvenaid desembarcaría en América del Norte en el transcurso de 2013. El anuncio formaba parte de la cobertura que Fayerman le dedicó a la presentación oficial del producto en la conferencia que la Alzheimer’s Association International había organizado en la ciudad de Vancouver. En medio del texto, entre una y otra transcripción de parte de las ponencias sobre las bondades del novedoso yogur, la blogger tuvo la honestidad de aclarar entre paréntesis que “Nutricia no sólo era sponsor del simposio en cuestión sino co-sponsor de la conferencia entera”.

————————————————————————————————
Posts relacionados
 Espejitos de colores
 La venta de bebés terapéuticos, o cómo lucrar con el Alzheimer
 “Problemas de Memoria”, ¿nueva? herramienta de detección online
 ¡Santo Alzheimer mediático, Batman!

13 pensamientos en “El ‘yogur de la memoria’ llega a la Argentina, con algunos reparos a cuestas

  1. Si no tiene contradicciones no seria tan grave como complemento .o si?
    Espero q no sea como Activia q es verdaderamente nocivo o sea peor remedio q la enfermedad

  2. Desconozco si Souvenaid tiene contraindicaciones, Mabel. El informe publicado por Bagó sostiene que, durante las pruebas realizadas, los efectos adversos más frecuentes aparecieron a nivel gastrointestinal. Supongo entonces que los pacientes con un aparato digestivo sensible deberán tener cuidado.

    Dicho esto, prefiero evitar toda comparación entre Souvenaid y el yogur Activia, que en definitiva promete combatir una dificultad (el tránsito lento) y no una enfermedad de la envergadura del Alzheimer. Como de costumbre, lo que me preocupa cuando me entero del lanzamiento de tal o cual producto anti-Alzheimer es el fenómeno de la prensa/publicidad engañosa, cuyo discurso juega con las expectativas de las personas ante una problemática tan delicada como la que supone el olvido patológico.

  3. Voy a charlarlo con el médico. Gracias María por tu post. Tengo muchos reparos pero una buena alimentación sabemos que ayuda.

    Producto SOUVENAID
    SOUVENAID

    *Tipo

    *Droga Glúcidos + Aminoácidos

    *Acción Alimento p/propósitos médicos específicos

    $ 159.60
    ♦ Botellas x 4 x 125ml Vainilla
    14.may.13

    ♦ Presentación reconocida por SIFAR

    PAMI(*)/#IOMA Con auditoría y resumen de historia clínica

    IOMA Tuberc. Cuando el diagnóstico es tuberculósis, lepra o miastenia gravis, la cobertura es del 100%

    PAMI(AP) PAMI 100% con autorización previa

    PAMI(EP) PAMI 100% con empadronamiento previo

  4. Es cierto hay mucha chantada dando vueltas pero en este caso la nota mezcla peras con bananas.
    Mi mujer tiene Alzheimer desde hace ya muchos años y por tanto se exactamente de que hablo.
    El aval del producto Souvenaid con MIT como genesis + 2 o 3 estudios randomizados, controlados y doble ciegos hablan de una rigurosidad cientifica muy importante. Radicalmente diferente es la situacion de los yuyos magicos o la placenta de ballena que no tienen nada que ver.
    Conozco pacientes que empezaron a tomar el producto de Nutricia y en pocos meses muestran signos de mejoria significativos.

    Miguel

  5. Hola, podrías indicarme donde lo puedo comprar. Es factible obtenerlo directamente del laboratorio? La psiquiatra se lo receto a mi madre, y en distintas farmacia de la ciudad no lo conocen.
    Muchas Gracias

  6. Solo los que tienen un poder adquisitivo altos pueden acceder al soubenard mi madre tiene alzahimer esta medicada tiene pami y el neurólogo me comenta de este yoghur y me explica que la podría ayudar un poco su calidad de vida pami lleva a auditoria porque tiene que ser este preparado ??y generalmente no lo autoriza y otros como este no hay mi madre lo probo el neurólogo le regalo 30 frasquitos y en el 5 mi madre se reactivo…ahora que hago que hacemos los que trabajamos y no podemos acceder a algo que no la curara pero al menos se ira con de este mundo con un poco de dignidad como merecemos todos los seres humanos porque la argentina no crea lo mismo para sus adultos mayores a un costo accesible o al 100%..es una utopía;!!necesito una respuesta un hijo hace todo hasta el final para sus padres…y yo lo hago y lo hare ademas para otros que padecen este mal mundial sin cura sino solo paliativos…es una enfermedad que cada vez afecta a vente hasta de 40 años..miremos hacia nuestro interior y pensemos que en la vida todo es un bumeran…todo vuelve y en lo que mas amamos…respuestas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s